upc4

LA PALABRA DEL DOMINGO

Juan López Vergara

Nuestra Madre Iglesia ofrece hoy una escena propia del evangelista Juan, que espléndidamente pintó la vocación de nuestros primeros hermanos en la fe, recordando que el Bautista inspiró a sus seguidores a convertirse en discípulos de Jesús. Y su experiencia de búsqueda y encuentro con Él alumbró una reacción en cadena que nos revela la esencia misionera de nuestra fe cristiana (Jn 1, 35-42).
VENGAN A VER”
Estando el Precursor con dos de sus discípulos, cuando Jesús pasaba, manifestó: “Éste es el cordero de Dios” (vv. 35-36). El evangelista san Juan destaca que “al oír estas palabras, siguieron a Jesús” (v. 37), quien los cuestionó: “¿Qué buscan?” (v. 38a). Ellos le preguntaron: “¿Dónde vives, Rabí? –Rabí significa ‘maestro’–” (v. 38b). Jesús respondió, “‘Vengan a ver’(v. 39b).
Jesús invita a “venir y ver”. ‘Venir’ simboliza el paso de la fe: Para el evangelista “Yo soy el Pan de vida. El que venga a mí, no tendrá hambre” (Jn 6,35). Y ‘ver’ significa la visión de la fe, que creativamente delineó en el relato de la curación del ciego, a quien Jesús, preguntó:

‘¿Tú crees en el Hijo del hombre?’. Él respondió: ‘¿Y quién es, Señor, para que crea en él? Jesús le dijo: ‘Lo has visto; el que está hablando contigo, ése es’. Él entonces dijo: ‘Creo, Señor’. Y se postró ante Él” (Jn 9, 35-38).

Jesús los invita a “venir y ver”, es decir, a encontrarse con él.
PERMANECIERON CON ÉL ESE DÍA”
Los dos discípulos fueron con Jesús, y el evangelista tiene especial cuidado en recordar la hora precisa
del trascendental encuentro: “Eran como las cuatro de la tarde” (v. 39c). Con innegable arte literario el evangelista evoca al hombre que busca a Dios, al Dios de la salvación y, en Jesús encuentra la respuesta. El verbo “permanecer”, expresa la unión vital con Jesús: “Yo soy la vid; y ustedes los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto” (Jn 15,5). Esta experiencia de encuentro con Jesús desemboca en la unión vital:
“Fueron, pues, vieron dónde vivía y permanecieron con Él ese día. Eran como las cuatro de la tarde” (v. 39b).

“HEMOS ENCONTRADO AL MESÍAS”
Andrés vio primero a su hermano Simón Pedro y le participó su descubrimiento, que nos revela la esencia misionera de nuestra fe cristiana: “‘Hemos encontrado al Mesías’ –que quiere decir ‘el Ungido’–” (vv.40-41); y lo llevó con Jesús, quien fijando en él la mirada, le dijo: “Tú eres Simón, hijo de Juan. Tú te llamarás Kefás –que significa Pedro, es decir, ‘roca’–” (v. 42). Pedro se dejó conducir hasta el Señor, quien le otorgó una nueva identidad, cuya delicada misión consistirá en confirmar en la fe a su hermanos (compárense Lc 22, 32 y Jn 21,15 17).
Muy apreciables lectores, para actualizar la Palabra de Dios, ofrecida el día de hoy, los exhorto a meditar la pregunta Jesús: “¿Qué buscan?” (v.38a). Esta pregunta, hoy por hoy, es muy significativa, de una actualidad enorme, porque apela al deseo profundo de quienes se convertirían en los primeros seguidores del Señor y, por supuesto, también al nuestro.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.