upc4

¡No sabemos lo que nos pasa, y eso es lo que nos pasa! –Julián Marías, pensador.

Pbro. Germán Orozco Mora

Al pueblo se le puede manipular o controlar a través de la economía, alimentos, retórica-diplomacia, o a través de la guerra y el miedo. Son viejas técnicas de persuasión humana.
Alexander Solyenitzhyn, en Archipielago Gulag, describe algo así como cien formas soviéticas de tortura. Uno pensaría que aquello de muerte por garrote vil, era conforme a la semántica norteña, matar a alguien a garrotazos. Y no. Sentaban a la víctima, le ponían un gorro de acero con un hoyo en el centro, y por ahí penetraba un clavo de acero, que de un martillazo mataba al sentenciado. Una técnica europea.
Se cree que la Muralla China en parte fue edificada para proteger a la población de la guerra del opio, europeos vs. asíaticos. Se imagina usted, los nipones y sus samurais, eran tan buenos guerreros que dominaron por mucho tiempo a la gran Rusia. Y ni se diga del pueblo judío, que en la actualidad dedica un alto porcentaje de sus gastos a defenderse de sus vecinos árabes. Y eso, antes de Cristo. Los egipcios los esclavizaban cíclicamente.
Hasta que Dios les liberó de la cautividad, a través del patriarca Moisés, que abandonado en el río Nilo, fue criado por la hija del faraón. Y sobrenaturalmente consolidó el éxodo o liberación. Creo que por eso le llaman Moisés a las cunas de mimbre para cargar bebés y exit, del griego salida.
La expresión del pensador español Julián Marías, discípulo de Ortega y Gasset, parece un retruécano o una perogrullada, pero no es así: ¡No sabemos lo que nos pasa, y eso es lo que nos pasa! En el mundo de la inmediatez que vivimos, el mundo pareciera Babilonia, expresión griega que significa “confusión”. Como nunca en la historia de la humanidad, hoy la información y comunicación no tiene fronteras, y es casi ilimitada. Donde andamos fallando es en el conocimiento de la persona humana. Que se supone es una aportación latina y cristiana.
Rationalis Naturae, Individuae Sustantiae. Un rollón académico: sustancia individual, de naturaleza racional.
En el mundo, y en México, el pueblo será sometido en el próximo proceso electoral a todas las técnicas de tortura posibles. En estos días ejecutaron al candidato a diputado federal por Morena en Acapulco. Hay ciudades en donde la guerra entre los cárteles no es entre dos, sino entre cinco o más grupos que se disputan la plaza. Y las autoridades no pueden con tamaña responsabilidad. Lo peor del asunto de la seguridad internacional o binacional es que no hay credibilidad.

Vivimos en un mundo, no sólo el país, en donde las personas somos atraídos por unos antivalores que colisionan con los valores; pero la realidad es tan babilónica o confusa que la propaganda casi goebelliana hace ver lo bueno como malo, y lo malo como bueno.

Al nobel de literatura (1990) Octavio Paz, el pensador yucateco Carlos Castillo le preguntaba si creía en Dios; y el poeta expresaba : “Yo sólo sé que hay alguien más grande que yo, que me deletrea”.
Qué bueno que promuevan la veneración del beato Carlos Acutti, apóstol italiano de las redes sociales.
Sólo que los mexicanos nos olvidamos del adolescente michoacano de Sahuayo, José Sánchez del Río, a quien vivo, le cortaron las plantas de los pies y lo hicieron caminar sangrando por el empedrado del pueblo; y no lo doblegaron ni le hicieron renunciar a su fe guadalupana: “¡Viva Cristo Rey y Santa María de Guadalupe!”.
Urgen las frases populares que, como salmos, animan el corazón a superar el miedo ancestral a participar, o que acartonan a los ciudadanos en la comodidad o la indiferencia, parientes de la cobardía e ignorancia.
¡Por miedo de tu coyote, no saco mi puerco al agua!, o ¡El miedo no anda en burro! El jefe de propaganda de Hitler refería que “una mentira dicha mil veces, llega a ser verdad”. Técnica de la mentira y tortura mental. Ahora McLuhan diría “el miedo es el mensaje” y no el original “el medio es el mensaje”.
Son coyotes de la misma loma.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.