upc4

Quetzali Cárdenas Hernández

Los alumnos carecen de disciplina, atención, entusiasmo y a veces respeto a los maestros.

La pandemia de covid-19 afectó diversos sectores de la población, uno de los principales fue la educación. Las escuelas permanecieron cerradas un promedio de 141 días y los principales afectados fueron los estudiantes, pero también los maestros se enfrentaron a diversos retos, desde el estado de ánimo de los estudiantes hasta la nueva forma de enseñanza.
Tuvieron que capacitarse e informarse sobre las plataformas que brindaran las herramientas necesarias para desempeñar su profesión.
En México muchos maestros sacaban copias y las entregaban a sus alumnos para que ahí trabajaran, días después iban por ellas sobre todo en zonas apartadas donde no había Internet.
“Tuve que comprar una laptop porque la que tenía no era funcional. Nos dieron una guía de cómo trabajar, pero una cosa es observar y otra ya ponerlo en práctica, ahí es donde venían los problemas”, señaló Fernanda Lee, maestra de inglés con 33 años de experiencia.
Por su parte la maestra Quetzali Godoy, docente de nivel primaria señaló que es mejor que los niños estén en la escuela.

“Los niños llegaron con un rezago educativo muy grande porque no ponían mucha atención.
Como maestros fuimos testigos de las discusiones familiares, los alumnos que tenían que cuidar a sus hermanos, les tenían que hacer de comer y por lo mismo no se conectaban. Y ahora, la escuela presencial les ayuda, es un lugar seguro para ellos donde pueden desarrollarse como niños y no estar casa haciendo las tareas de adultos y teniendo responsabilidades que no les corresponden”.

El papel que cumplen los maestros fue cuestionado durante el confinamiento, incluso en la actualidad se siguen enfrentando a esta problemática ya que los niños y jóvenes no acatan las indicaciones y a veces no muestran respeto al docente.

“En cuestión de disciplina, vino a perjudicarnos porque quieren hacer las cosas cuando quieren y como quieren. Estoy explicando y nadie anota, cuando termino sólo le toman foto al pizarrón. Ellos quieren tener esa libertad que tuvimos en la pandemia,” explicó la maestra Fernanda Lee.
Aun ahora que las clases son presenciales, los maestros siguen adaptando nuevos recursos que capten la atención a las clases debido a que muchos estudiantes aún no se concentran al 100 por ciento.
Los maestros también debieron actualizarse y conocer de tecnología ya que lo que creían que era de unos días, duró varios meses.

DEBIERON ACTUALIZARSE
Una publicación del Banco Mundial, Learning Recovery to Acceleration (De la Recuperación a la Aceleración de Aprendizajes) hizo un balance sobre las medidas que adoptaron diversos países desde la reapertura de sus escuelas para recuperarse de las afectaciones de los cierrres de escuelas y acelerar el aprendizaje.
“Recientemente tomé un curso donde nos ayudan y nos comunican cómo están las generaciones de ahora, qué se considera cruzar límites y que no, cómo hay que usar el lenguaje correcto para no herir susceptibilidades, entonces hay que estar bien capacitados y acoplarse generaciones más jóvenes”, Mariana Mota, maestra en el ITESO
Las tecnologías de la información y comunicación (TIC), fungieron como herramientas indispensables para la interacción entre maestros y alumnos. En el 2020 la herramienta digital más utilizada por el alumnado fue el teléfono inteligente con el 65.7%, le siguió la computadora portátil con el 18.2%, computadora de escritorio 7.2%, 5.3% con la televisión digital y la tablet con el 3.6 por ciento.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.