upc4

Redacción ArquiMedios

El viernes 26 de julio se cumplieron tres años del asesinato del Padre Jacques Hamel a manos de dos terroristas del Estado Islámico que entraron la iglesia de Saint Etinene de Rouvray en Rouen (Francia) cuando el anciano sacerdote celebraba la Misa.

Ese día los jóvenes terroristas entraron en la iglesia gritando “allahu akbar” (Dios es grande en árabe) y destrozaron las imágenes de la iglesia, posteriormente obligaron al P. Hamel, de 84 años, a ponerse de rodillas, pero él se negó.

Entonces uno de los yihadistas lo apuñaló y antes de ser degollado, el P. Hamel gritó “¡apártate Satanás!”. 

Con ocasión del tercer año de su muerte, el Arzobispo de Rouen, Monseñor Dominique Lebrun, celebró una Misa en la iglesia donde el sacerdote fue asesinado. Posteriormente las autoridades rindieron un homenaje público al Padre Hamel.

Al finalizar el día habrá nuevamente una ceremonia religiosa en su honor, con las vísperas en la Basílica Notre-Dame-de-Bonsecours, que linda con el cementerio donde está enterrado el sacerdote en proceso de beatificación.

El Papa Francisco se ha referido al Padre Hamel en varias ocasiones como “mártir”. De hecho, el 14 de septiembre de 2016, en la homilía de la Misa que el Pontífice celebró en la Casa Santa Marta, aseguró que el sacerdote francés “es un mártir y los mártires son beatos. Tenemos que rezarle”. 

La fase diocesana para la beatificación del Padre Hamel se abrió en la Diócesis de Rouen en abril de 2017 y fue clausurada el 9 de marzo de 2019.

Actualmente la causa de beatificación se encuentra en la Congregación para las Causas de los Santos en el Vaticano. Esto quiere decir que la documentación y testimonios recogidos sobre la vida del Padre Hamel en su diócesis por personas que le conocieron y que presenciaron su muerte están siendo estudiados para ver si vivió las virtudes en modo heroico. 

Si se corrobora que vivió las virtudes cristianas en modo heróico el Papa declararía “Venerable”.

Para la beatificación de un “Venerable” es necesario que se produzca un milagro por su intercesión y que sea aprobado por la Congregación para las Causas de los Santos.

Posteriormente, para la canonización, es decir, ser declarado santo, es necesario que se realice otro milagro por su intercesión. (ACI Prensa).

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.