upc4

Ignacio Román Morales

El inicio de año ha sido tormentoso para quien ha recurrido a los servicios de salud públicos. La sustitución del Seguro Popular por el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) está siendo una carrera de obstáculos difícil de sortear, más aún cuando debemos de atendernos o de atender a algún familiar que requiere de la atención de médicos, medicinas, estudios de laboratorio, cirugías, estudios especializados, terapias, etc. Mucha gente está sufriendo y el enojo frente a la falta de atención está más que justificado. ¿Vale la pena este cambio?

En tiempos de Felipe Calderón, el entonces presidente cerró su administración afirmando que con el Seguro Popular se había alcanzado la atención universal de salud… ¿Era cierto? Calderón decía la verdad, pero curiosa y contradictoriamente se puede mentir diciendo la verdad. Podía haber una acreditación que permitiera a la población acudir a servicios de salud, pero eso no significaba que existiesen instalaciones suficientes y adecuadas, personal médico, equipamientos o medicinas para atenderla.

Más aún, el Seguro Popular cubría menos de 15% de los padecimientos enlistados en el padrón de la Organización Mundial de la Salud. El Seguro Popular cubría 1500 enfermedades y el IMSS más de 12,000 ¿Qué pasa cuando un paciente tiene Alzheimer, un tipo raro de cáncer (para los mayores de 18 años cubría Cáncer cervicouterino, de mama, testicular, de próstata, ovárico, de colon y de recto) o mal de Parkinson?, ¿Qué pasa si hay cobertura, pero no los medicamentos o el equipo para atender a los pacientes? Piense en zonas rurales marginadas, en comunidades indígenas, en cinturones de miseria sin condiciones para atención pronta y eficiente.

En el esquema del INSABI se plantea una atención universal, es decir para todo mundo, pero eso tampoco significa que haya los recursos necesarios para que efectivamente se otorgue el servicio. Dicho de otro modo, hay cada vez más derechohabientes a mayores atenciones, pero no existen los recursos para brindarlas.

En el 2016 México contaba por cada 10,000 habitantes con 22 doctores, 29 enfermeras, un dentista y menos de un farmacobiólogo. En Argentina, en el 2017, había 40 médicos por cada 10,000 personas, en Cuba 82 médicos, 78 enfermeras y 17 dentistas; en Corea del Norte 37 médicos, 44 enfermeras, 2 dentistas y 4 farmacéuticos; en Dinamarca 45 médicos y 103 enfermeras; Nos superan, además de los países ricos y buena parte de los latinoamericanos, países del caribe (Trinidad y Tobago), de Asia y de Europa del Este (Ucrania).

En otras palabras: faltan recursos. Resulta indigno que medicina sea la carrera más difícil para entrar en las universidades públicas habiendo tal necesidad de médicos… el problema es: ¿para qué queremos médicos si no hay infraestructura para que trabajen y la población no tiene el dinero para pagarles? Entonces la cuestión es cómo generar los recursos necesarios para atender a todos.

La salud no es sólo una cuestión de médicos y medicinas: ¿Cuánto aportan de financiamiento a la salud las empresas que promueven el consumo de alimentos chatarra que nos traerán un excesivo consumo de sal y azúcar; las empresas que producen, distribuyen y consumen insecticidas, herbicidas y fertilizantes altamente tóxicos; las de automotores que promueven el uso de medios de transporte privado y altamente contaminante; los productores de bebidas alcohólicas ligadas al número de accidentes; los de plásticos desechables, de armas, … la lista podría ser infinita.

El auténtico acceso a la atención universal y de calidad para la salud, pasa por la política fiscal y por la relación del Estado con las grandes empresas. ¿Cuáles son de a de veras y no sólo de membrete mercadotécnicos, socialmente responsables? Brindemos en este 2020 a la salud de la salud.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.