upc4

Empeño y valentía por la evangelización

Pbro. Adrián Ramos Ruelas

Polonia es uno de los países que más conserva, protege y defiende los valores católicos. De ese país
han surgido varios santos. Entre ellos el que nos ocupa: San Jacinto.
Jacinto nació hacia el 1187, en Polonia. Es uno de los grandes evangelizadores de la Europa oriental. Su valor y determinación apostólica permitieron el crecimiento de la Orden de Predicadores en las primeras décadas después de su fundación.
Originalmente, se llamaba Jacobo; no se sabe en qué momento comenzó a ser conocido como Jacinto. Nació en Kamién, a finales del siglo XII, en una familia noble polaca con tradición religiosa y militar. Influenciado por un tío canónigo llamado Ivo, tuvo una buena educación, y una vez acabado
sus estudios de teología, se ordenó Sacerdote en 1217.

Entre los años 1219 y 1220, Jacinto viajó a Roma en compañía de su tío –ahora Obispo– y su hermano Ceslao –también Sacerdote–. Allí se encontraron con santo Domingo. Fruto de este encuentro, Jacinto y Ceslao decidieron entregar su vida como predicadores. Recibieron el hábito en 1220 de manos del
fundador.
En 1221 la Orden empezó a organizarse en provincias. Jacinto y otros frailes fueron destinados a propagar la Orden en Polonia. Emprendieron el camino a Cracovia y, con ayuda del Obispo Ivo, lograron fundar un convento en esa ciudad. La Orden se expandió rápidamente. En 1225 Polonia comenzó a constituirse como provincia dominicana.

El nuevo provincial de Polonia decidió dispersar a sus frailes por nuevos lugares de misión. Fray Jacinto
fue destinado a la región de Dantzig.
Durante el camino encontró grandes dificultades. En 1228 fue convocado al Capítulo General de la Orden de Predicadores en París.
En 1230 llegó a Kiev, en Ucrania. Allí fundó una nueva comunidad de predicadores y se dedicó a la
misión hasta su regreso a Dantzig, entre 1234 y 1236.

Sus últimos años los pasó en Cracovia. Cuenta la tradición que en esa región vivió la invasión tártara. Murió el 15 de agosto de 1257.

Uno de los milagros que se le atribuyen se relaciona con un ataque de los mongoles contra un monasterio en Kiev. Iba a salvar un ostensorio o un copón conteniendo el Sagrado Sacramento, cuando escuchó la voz de la Virgen María pidiéndole que se la llevara también. Decidió, por tanto, tomar la
estatua de la Virgen.

¿Qué podemos aprender de él?

  1. Su empeño y valentía por la evangelización.
  2. Su agudeza para proponer la fe cristiana en el ambiente cultural de su tiempo.
  3. Su espíritu misionero, que lo llevó a traspasar fronteras para dar a conocer las riquezas inagotables del misterio de Cristo a través de la predicación.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.