upc4

Pbro. Adrián Ramos Ruelas

El llamado a la santidad es para todos. La santidad se entiende como la perfección en la caridad de todos los bautizados. El Concilio Vaticano II le ha devuelto su lugar a los laicos en esta tarea. Así, han surgido últimamente muchos movimientos y organizaciones de Iglesia en este sentido.

El Opus Dei (Obra de Dios) es una organización reciente en la Iglesia Católica. Está extendida por varios países y promueve la santificación de los laicos. De su fundador, San Josemaría Escrivá, hablaremos un poco:

Este gran hombre nació en Barbastro, España, el 9 de enero de 1902. Sus padres se llamaban José y Dolores. Tuvo cinco hermanos. Tres hermanas murieron cuando eran menores.

En 1915 se trasladaron a Logroño por cuestiones de trabajo de su padre. Ahí, después de ver unas huellas en la nieve de los pies descalzos de un religioso, intuyó que Dios desea algo de él, aunque no sabe exactamente qué es. Estudia en Logroño y después en el Seminario de Zaragoza. 

Siguiendo un consejo de su padre, en la Universidad de Zaragoza estudia también la carrera civil de Derecho como alumno libre. D. José Escrivá murió en 1924, y Josemaría queda como cabeza de familia. Recibe la ordenación sacerdotal el 28 de marzo de 1925 y comienza a ejercer el ministerio primero en una parroquia rural y luego en Zaragoza.

En 1927 se trasladó a Madrid. Estudia Derecho. El 2 de octubre de 1928 fundó el Opus Dei. Se puso diariamente en contacto con la enfermedad y la pobreza en hospitales y barriadas populares de Madrid.

Al término de la guerra civil, en 1939, dirigió numerosos ejercicios espirituales para laicos, para sacerdotes y para religiosos.

En 1946 fijó su residencia en Roma. Obtuvo el doctorado en Teología por la Universidad Lateranense. Fue nombrado consultor de dos Congregaciones vaticanas, miembro honorario de la Pontificia Academia de Teología y prelado de honor de Su Santidad. Siguió con atención los preparativos y las sesiones del Concilio Vaticano II (1962-1965).

Pudo viajar a varios países de Europa y América para consolidar  el Opus Dei.

Falleció en Roma el 26 de junio de 1975. Varios miles de personas, entre ellas numerosos obispos de distintos países —en conjunto, un tercio del episcopado mundial—, solicitaron a la Santa Sede la apertura de su causa de canonización.

Fue beatificado por el 17 de mayo de 1992 por San Juan Pablo II, y canonizado por el mismo Papa el 6 de octubre de 2002, en la plaza de San Pedro.

«Siguiendo sus huellas —dijo en esa ocasión el Papa en su homilía—, difundid en la sociedad, sin distinción de raza, clase, cultura o edad, la conciencia de que todos estamos llamados a la santidad»

¿Qué podemos aprender de él?

  1. Su intenso trabajo apostólico con los laicos.
  2. Su ideal de perfección cristiana a la luz del Evangelio.
  3. Su gran amor a la Iglesia del Concilio Vaticano II.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.