upc4

Esta comunidad es especialmente cercana y con un gran cariño por el Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, Arzobispo emérito de Guadalajara.

David Hernández

Ubicada en la colonia Villas de Oriente del municipio de Tonalá, yace la parroquia San Juan de Capistrano, una comunidad joven con apenas veintiún años de existencia que trabaja con mucho empeño en la pastoral urbana.

A pesar de ser una comunidad que se encuentra en un área de la ciudad donde hay constante tránsito en sus avenidas (Rio Nilo y Patria), integrada principalmente por personas que viven en zonas departamentales y con un par de centros comerciales a su alrededor, existe un grupo nutrido de fieles que participa en las actividades parroquiales y frecuenta los sacramentos.

“Hay participación de fieles y mucha gente preparada que asiste, claro que la pandemia nos ha afectado porque las personas tienen miedo, pero en ese aspecto también son obedientes. Cuando les decimos que solo habrá participación del 25, 30 o 50 por ciento del aforo, son comprensivas y además cooperan en las necesidades del templo”, explicó el señor Cura Fernando González Jiménez, párroco del lugar.

Parroquia del Cardenal Juan Sandoval

Una de las iniciativas que se tomó en 2018 fue nombrar al Cardenal Juan Sandoval Íñiguez, Arzobispo emérito de Guadalajara, benefactor de esta comunidad, esto por dos motivos principales: primero, porque San Juan de Capistrano es su santo patrono y segundo, porque era tradición que cada año fuera a celebrar las Confirmaciones.

Asimismo, fue el mismo Cardenal Juan Sandoval quien colocó la primera piedra de la construcción del templo el 23 de octubre de 1996, día de San Juan de Capistrano.

Por ello, se colocó una escultura de busto del Cardenal en uno de los costados del templo. Además, debajo del nombre de la parroquia que se encuentra sobre la fachada del templo, se encuentra una leyenda que dice “Sr. Cardenal Juan Sandoval Íñiguez”.

Pastoral activa con apoyo del sacerdote

Una de las cualidades que resalta el señor Cura Fernando sobre la comunidad es que buscan constantemente el apoyo del sacerdote, ya sea para acompañar los grupos de pastoral, confesarse o atender a un enfermo, de ahí que la presencia del clérigo se vuelve fundamental.

“Es una parroquia comprensiva que pide la presencia de sus sacerdotes. Las personas quieren que estemos aquí en la parroquia y tengamos esa disponibilidad para atenderlas”, dijo.

Entre los grupos de pastoral más numerosos se encuentra la catequesis infantil, pues eran tantos los niños que asistían a la doctrina (antes de la pandemia) que se tuvieron que construir cuatro salones más.

Además, la parroquia cuenta con grupo de Jóvenes, Encuentros con Cristo, Liturgia, Ministros Extraordinarios de la Comunión, Renovación Carismática, Adoración Nocturna, Pastoral Social, Monaguillos, entre otros.

Bodas de plata sacerdotales

El próximo mes de mayo el señor Cura Fernando González Jiménez cumplirá sus bodas de plata sacerdotales, un motivo de alegría para él y sus feligreses, quienes se sienten bendecidos por tenerlo en la parroquia.

Originario de la parroquia de los Santos Reyes, Cajititlán, el padre Fernando entró al Seminario a los 22 años para estudiar la Preparatoria. Se ordenó el 26 de mayo de 1996 en el Auditorio Benito Juárez, por imposición de manos del Cardenal Juan Sandoval Iñiguez.

Su primer destino como sacerdote fue el Señor de los Rayos en Rancho Nuevo, después fungió como Vicario en las parroquias de Bolaños, San Sebastián el Grande, Nuestra Señora del Rosario, San Ramón Nonato, Nuestra Señora de Guadalupe, San Felipe (Ocotlán) y San Martín de Bolaños.

Su primera encomienda como párroco fue la comunidad de San José Huajimic, ubicada en el estado de Nayarit, donde estuvo al frente por tres años.

Ahora se encuentra en San Juan de Capistrano donde está próximo a cumplir los tres años y espera continuar dando frutos en esta comunidad.

“Veo que, entre tantas caídas, Dios me ha hecho mantenerme firme. Hubo momentos difíciles en que quería soltar el arpa, pero considero que hay más momentos positivos. Le agradezco a Dios que a pesar de todo me ha mantenido firme”, mencionó el párroco.

Sr. Cura Fernando González Jiménez (der) y Diácono José Francisco Sedano Jiménez (izq)

¿Quién fue San Juan de Capistrano?

Fraile franciscano que predicó de forma ambulante por casi toda Europa, sobre todo en la parte Este. Llamado por muchos el “Santo de Europa”.

Nació el 24 de junio en Capistrano, diócesis de Sulmona, Italia, en 1385. Estudió en la Universidad de Perugia (cerca de Asís). Fue abogado y juez. En 1412 fue nombrado gobernador de Perugia por el rey de Nápoles. Luchó contra la corrupción y el soborno.

Cuando estalló la guerra entre Perugia y Malatesta en 1416, Juan trató de conseguir la paz, pero lo tomaron prisionero de guerra. En la cárcel decidió entregar su vida a Dios. Tuvo un sueño en el que vio a San Francisco que le llamaba a entrar en la orden franciscana. Juan se había casado justo antes de caer preso, pero el matrimonio nunca se consumó y fue declarado nulo.

Entró en la orden franciscana en Perugia. Fue discípulo de San Bernardino de Siena y ordenado a los 33 años. Por 40 años fue predicador itinerante por Italia y otros países.

Tenía el gran don para la diplomacia. Era sabio y prudente, por ello cuatro Pontífices (Martín V, Eugenio IV, Nicolás V y Calixto III) lo emplearon como embajador en muchas y muy delicadas misiones diplomáticas con muy buenos resultados. Tres veces le ofrecieron nombrarlo Obispo de importantes ciudades, pero prefirió seguir siendo un pobre predicador.

En 1451 el Sultan Mahoma II lanzó una campaña con el fin de lograr la conquista de Europa. Conquistó Constantinopla en 1453 y entonces se preparó para invadir Hungría. En 1454 Servia cayó en sus manos. Las noticias procedentes Servia decían: quienes se resistían a renunciar a Cristo eran torturados.

En 1454 Juan Capistrano se dispuso a preparar la defensa de Hungría. Fue y predicó una cruzada en defensa de la cristiandad. Unió el ejército de campesinos que había reunido con el ejército de Hunyady y ambos se dirigieron a Belgrado.

Los musulmanes atacaron Belgrado con 200 cañones, 50 mil de caballería y una gran flota que penetró por el río Danubio. Ante la superioridad de las fuerzas enemigas, los cristianos pensaban retirarse. Pero intervino Juan de Capistrano convenciendo a que atacaran a pesar de ser superados en número.

En el momento en que los defensores de la ciudad se iban a retirar dándose por vencidos, Juan los animó llevando en sus manos una bandera con la cruz y gritando sin cesar: “Jesús, Jesús, Jesús”. Recorrió todos los batallones gritando entusiasmado: “Creyentes valientes, todos a defender nuestra santa religión”. Juan nunca utilizó las armas de este mundo sino la oración, la penitencia y la predicación. Los musulmanes fueron vencidos y tuvieron que retirarse de la región.

Murió en Villach, Hungría, unos meses más tarde, el 23 de octubre, víctima de la peste de tifo.

Imagen de San Juan de Capistrano de la parroquia / Foto: David Hernández (ArquiMedios)

Parroquia San Juan de Capistrano

Fundación: 20 de mayo de 1999

Domicilio: Maple 23, col. Villas de Oriente, Tonalá

Tel. 33 3680 5799

Horarios de Misas: 8, 10, 12, 18 y 19 horas (Domingos) 19 horas (Entre semana)

Horarios de Oficina: 17 a 20 horas

Decanato: Tonalá

Cronología de párrocos

  1. Sr. Cura Alfredo Chávez (Febrero 1998 – Febrero 2000)
  2. Sr. Cura Juan Francisco Gallardo Minuto (Marzo 2000 – Julio 2016)
  3. Sr. Cura Alfonso Rodríguez (Julio 2016 – Enero 2017)
  4. Sr. Cura Ernesto Sánchez Muñoz (Enero 2017 – Marzo 2018)
  5. Sr. Cura Ernesto Hinojoza (Marzo 2018 – Julio 2018)
  6. Sr. Cura Fernando González Jiménez (Julio 2018 – presente)

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.