upc4

PBRO. ADRIÁN RAMOS RUELAS

No guardemos el nacimiento hasta concluido el Tiempo de Navidad.
Éste se extiende hasta la Fiesta del Bautismo del Señor, pero, antes, celebramos la llamada “infraoctava de Navidad” que comienza con el lunes después de Navidad y que abarca la fiesta de la Sagrada Familia de Nazaret.
Celebrar la Octava es una práctica que tiene sus raíces en el Antiguo Testamento. Los judíos celebraban las grandes fiestas por ocho días y la Iglesia retomó esa costumbre para solemnizar las grandes fiestas litúrgicas del Nacimiento de Cristo y la Pasión, Muerte y Resurrección.

Dios, hace cuatro mil años, hizo una alianza con Abraham y su descendencia, cuyo signo es la circuncisión en el octavo día después del nacimiento (cf. Gn 17,10). Jesús, como buen judío, fue circuncidado en el octavo día. En ese día recibe el nombre de “Jesús” (cf. Lc 2,21).

Es una semana completa en que seguimos celebrando el Misterio de la Navidad. En ella conmemoramos también a algunos santos que tienen que ver directamente con el Niño Dios recién nacido, Jesús de Nazaret.

1) SAN ESTEBAN.
Protomártir. Es el primer testigo de Jesús que fue martirizado por defender precisamente su nombre y argumentar la verdad de las Escrituras sobre Él. En el libro de los Hechos de los Apóstoles encontramos el relato de su testimonio y martirio. Murió lapidado y perdonó a sus verdugos como lo hizo Jesús al morir en la cruz. Él representa a aquellos que murieron por Cristo voluntariamente. Se celebra el 26 de diciembre

2) SAN JUAN EVANGELISTA.
Es el apóstol que recostó su cabeza en el costado de Nuestro Señor. Escribió el Cuarto Evangelio en el que recogió la profundidad del amor del Señor al entregar su vida por la humanidad. Fue el que acogió a la Virgen Madre al pie de la cruz, según el deseo de Cristo. Representa a aquellos que estuvieron dispuestos a morir por Cristo pero no los mataron. Se celebra el 27 de diciembre.

3) SANTOS INOCENTE
Ante la furia del rey Herodes que pensaba en acabar con el Rey recién nacido, se dio a la tarea de asesinar en Belén a los niños menores de dos años. Esa cruel matanza representan a aquellos que murieron por Cristo sin saberlo, sin tener uso de razón. Se celebran el 28 de diciembre.

ENSEÑANZAS PARA LA VIDA.

  1. Jesús, apenas recién nacido, ya es causa de persecución. Se cumple la palabra del Evangelio de San Juan: “Vino a los suyos, pero los suyos no lo recibieron” (Jn 1,11).
  2. Si nuestro Señor fue perseguido, lo mismo se espera de los suyos, de sus fieles discípulos como San Esteban. Todo por defender que es el Salvador de toda la humanidad (cf. Jn 15,20).
  3. Habrá quiénes sufren sin causa, pero participan de los sufrimientos de Cristo completando así su obra redentora (cf. Col 1,24).

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.