upc4

Pbro. Adrián Ramos Ruelas

El 11 de febrero celebramos a Nuestra Señora de Lourdes, la Virgen María, la Inmaculada Concepción, Patrona de los enfermos que se apareció a Santa Bernardita. En su santuario, en Francia, uno de los más visitados del mundo, millones de peregrinos acuden en busca de paz, de curación, mediante la participación de los sacramentos y, en un espíritu de oración muy intenso, se reza el Rosario y la atención a los enfermos es primordial.
Junto con nuestra Señora, muchos santos se han destacado por la obra de misericordia de visitar a los enfermos, que incluye los cuidados y delicadas atenciones hacia estos hermanos sufrientes que encuentran consuelo en la cruz de Cristo y en la caridad de sus hermanos. Podemos citar, entre otros:

1.San Juan de Dios. Este español santo se destacó por el cuidado hacia los enfermos mentales.
2.San Camilo de Lelis, italiano. Para él no había otra profesión tan sublime que la de atender y servir a los enfermos; por ello afirmaba:
“Entre las obras de caridad cristiana ninguna agrada más a Dios que la de servicio a los pobres enfermos”. En 1886 el Papa León XIII declaró a San Juan de Dios y a Camilo de Lelis protectores de todos los hospitales y enfermos del mundo católico, así como del personal hospitalario.
3.El Padre José Gabriel del Rosario Brochero, más conocido como el Cura Brochero, argentino. Él se dedicó a anunciar el Evangelio, a educar y ayudar a los ciudadanos, especialmente a los más pobres y tuvo un papel activo en la epidemia de cólera que se desató en Córdoba.
4.La Madre Teresa de Calcuta. De todos conocida. Ella ingresó a la Congregación de las Hermanas de Loreto en 1928, un año después llegó a la India e hizo sus primeros votos en 1937. Estuvo 20 años en dicha congregación.
El 7 de octubre de 1950 fundó las Misioneras de la Caridad, con el carisma de entregarse a los más pobres entre los pobres. Se dedicó a recorrer los barrios pobres, visitó familias, lavó las heridas de los niños y ayudó a los olvidados, entre ellos los leprosos y los llamados “intocables”, la casta hindú más baja.

Otros santos protectores e intercesores de los enfermos son: santa Águeda y santa Lucía, italianas; santos Cosme y Damián, árabes; san Damián de Molokai, belga; san Giuseppe Moscati, italiano y santa María de Guadalupe García Zavala, mexicana, entre muchos otros.

ENSEÑANZAS:

  1. El Señor es quien nos da la salud de cuerpo y alma gracias a nuestra fe. También ayuda la poderosa intercesión de María y de todos los santos.
  2. La atención a los enfermos es la atención a Cristo mismo que sufre en nuestros hermanos.
  3. Una medicina que también alivia es nuestro cariño, delicadeza y cercanía con los enfermos.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.