upc4

PBRO. ADRIÁN RAMOS RUELAS

En los Evangelios sinópticos encontramos numerosos episodios de exorcismos y liberaciones realizados por Jesús. Eran parte de su actividad ordinaria. Con ellos mostraba la fuerza del Espíritu que poseía y mostraba que, efectivamente, el Reino de Dios se hacía presente en su persona con ese fuerte signo, Jesús encomendó también esa tarea a sus apóstoles.
A lo largo de la historia de la Iglesia se ha creado conmoción y expectación sobre los exorcismos, tanto así que se ha tenido mucho interés y curiosidad por este tema que ha sido llevado también a la cinematografía.

Varios santos se han destacado por su vida de comunión con Dios que les ha fortalecido y capacitado para enfrentar al demonio y, en nombre de Jesús y de la Virgen, vencerlo.

Recordamos al padre del monacato en Occidente, San Antonio Abad, que vivió en cementerios y cuevas de Egipto. Era fuertemente acosado por los demonios. A todas las tentaciones resistía con su vida de oración. Pronto se convirtió en un gran director espiritual.

  • San Benito de Nursia, monje italiano, ejemplo de recogimiento y de oración, contemplativa, fundador de la Orden benedictina, enfrentaba las fuerzas del mal con algunas oraciones en latín. En orden al fruto logrado con su vida de piedad se promovió la famosa “Medalla de San Benito” que contiene algunas iniciales de frases usadas por él para expulsar o alejar al Enemigo.
  • El Santo Cura de Ars, San Juan María Vianney, era continuamente molestado por el Diablo porque éste veía el progreso de sus fieles que dejaban su vida de vicio y pecado y se acercaban entusiastas a Dios adorándolo y enmendando su vida. Este gran santo sacerdote dedicaba muchas horas a la confesión y dormía muy poco. Pronto llegó a descubrir las artimañas del Demonio, de tal modo que no le impedía continuar con su ministerio en lo más mínimo.
  • San Pío de Pietrelcina, fue atacado por un perro gigante cuando niño. Comprendió que de Dios recibía la gracia y la fuerza para resistir las asechanzas del Enemigo. Hombre de ayuno, oración y de Rosario constante, se dedicaba a la dirección de las almas y a la confesión, ofreciéndose como sacerdote y víctima. De él se dice que leía las conciencias.

Enseñanzas

  1. El Diablo y los demonios existen. Son seres espirituales concretos. Se encargan de tentar, de seducir y de hacer caer a los discípulos del Señor, mediante el engaño.
  2. Al mal se vence a fuerza de bien. Los medios espirituales que tenemos al alcance hacen que el Enemigo huya: la Eucaristía, la penitencia, la fuerte oración comunitaria, la devoción a María.
  3. El mal no tiene la última palabra. Jesús ha vencido con su victoria en la cruz el pecado, el demonio y hasta la misma muerte. En el Bautismo hemos sido ungidos con el óleo de los catecúmenos que nos da la fuerza para luchar y vencer todo mal.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.