upc4

“Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad”

Heriberto Arreola
2do. Filosofía

A las 11 de la mañana del pasado sábado 27 de enero, 58 hermanos seminaristas del Curso Introductorio en Tapalpa recibieron, de manos del Sr. José Francisco Cardenal Robles Ortega, el símbolo de la sotana, que marca más el compromiso de aquel que trata de responder con generosidad a la llamada de Dios.
Cuando aceptamos seguir con plenitud a Cristo en nuestra vida, somos capaces de entregarnos a la voluntad de Dios. “Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad”, respondíamos en el Salmo, que nos invitaba a dar esa respuesta de amor a Él que nos ha llamado. Si en nuestra vida vivimos con la misma entrega de Cristo, llegaremos a experimentar esas palabras que resonaban en la segunda lectura, tomada del Apóstol san Pablo a los filipenses: “nada vale la pena en comparación con el bien supremo, que consiste en conocer a Cristo Jesús, mi Señor, por cuyo amor he renunciado a todo, y todo lo que considero como basura, con tal de ganar a Cristo y estar unido a Él”, siendo ésta una invitación para todos a vivir de tal manera que nuestra vida sea un testimonio para todos aquellos que nos rodean «porque Cristo Jesús nos ha conquistado».
LLAMADO A TODOS LOS QUE CONOCEN A CRISTO
La vocación que el Señor nos hace es una vocación envuelta en el misterio de amor. El objetivo es conocer a Jesucristo y ponerse en seguimiento de Él, este llamado es para todos los que conocemos a Jesucristo por la fe.
La meta última de este proceso es la santidad, todos estamos llamados a la santidad.
La vocación es ahondar en el misterio de la elección que Dios ha hecho de nosotros en Cristo. Y eso se va haciendo a lo largo de los años sin perder nunca de vista a Jesucristo. Hay algunos que llama especialmente a que se unan y que se identifiquen más con Él.

Es la vocación al ministerio sacerdotal. Ésta se descubre gradualmente, en el seno de la familia, en el servicio como monaguillo, en el conocimiento de alguien más que vive este seguimiento.

UN REGALO DE DIOS
Durante la homilía, el Sr. Cardenal recordó que “este día seremos testigos de uno de esos detalles, un momento que marca más el compromiso de aquel que trata de responder a la llamada de Dios”. El que recibe la sotana expresa una consciencia más clara de que Cristo lo invita a seguirle y que él quiere responderle. Es el deseo libre y consciente en el seguimiento de Cristo.
La sotana tiene que expresar lo que en el interior del que la porta quiere, busca, que es conocer más a Cristo y comprometerse más con Él. Tomar la sotana es un paso significativo e importante, pero que exige más, aquellos que están cercanos al seminarista deben apoyar y fortalecer esa voluntad que él tiene con la oración. Además, el Cardenal nos recordaba que también “es un compromiso de los formadores para seguir aportando todo lo mejor que la Iglesia ofrece para un futuro sacerdote”.

Al final de la celebración, un alumno del Curso Introductorio hizo una intervención y recordó al Cardenal Robles lo dicho por el Papa Benedicto XVI:

“No tengáis miedo al mundo, ni al futuro, ni a vuestra debilidad. El Señor os ha otorgado vivir en este momento de la historia, para que gracias a vuestra fe siga resonando su Nombre en toda la Tierra”.

Después, externó un agradecimiento por el tiempo dispuesto a ellos para entregarles la sotana, deseando que Dios lo siga bendiciendo en su ministerio, otorgándole fuerza y sabiduría para seguir pastoreando a su pueblo.
De esta manera, estos jóvenes seminaristas han dado un paso más en su respuesta a Cristo, que los ha llamado a su servicio y que les exige una entrega más generosa.

FAMILIARES ORGULLOSOS
Los familiares de los seminaristas también estuvieron presentes para ser testigos de cómo los jóvenes, al aceptar la sotana, aceptaban el compromiso de ser fieles a Cristo.
Emocionados hasta las lágrimas, los papás, mamás, hermanos, tíos y demás familiares, abrazaron a los seminaristas para desearles lo mejor en su andar por el camino que los llevará al sacerdocio, luego de prepararse durante algunos años.
Los jóvenes, de igual manera, prometieron hacer su mejor esfuerzo con empeño, estudio, oración y fidelidad a Cristo de tal forma que en un futuro logren ese objetivo por el que ingresaron al Seminario.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.