upc4

Luis Ángel Ramírez Ramírez

Como cada año, en el Seminario Diocesano de Guadalajara, se festeja a nuestro santo patrono el Señor San José a lo largo de todo un día, que en este caso se llevó a cabo el día miércoles 16 de marzo, adelantando así su festividad en nuestra casa.

El festejo comenzó desde muy temprano con las laudes solemnes para continuar mas tarde con un torneo llamado “Paseo de San José” constituido por varias disciplinas deportivas, sin embargo, no debemos olvidar que el corazón de nuestra celebración es sin duda alguna la Santa Misa que fue presidida por el Emmo. Sr. José Francisco Cardenal Robles Ortega quien en la homilía mencionó desde un inicio a San José como un ejemplo de enseñanzas constantes.

En el sermón tan edificante que nuestro pastor nos brindó, comenzó recordándonos que Dios que nos llama a una vocación particular como el caso de San José y que es providente de todo lo que necesitamos materialmente hablando pero que además es providente con recursos y dones sobrenaturales para el cumplimiento de su voluntad. Destacó en esta providencia de recursos vocacionales y espirituales la gracia y la oración que nos impulsa a responder al llamado.

 El Patriarca San José, en palabras del Cardenal, es un apoyo muy grande no solo como custodio e intercesor a quien podemos confiarle nuestra vocación, sino además como un modelo de vida ejemplar que nos dice como responder a nuestra vocación en una relación cercana a Nuestra Madre la Virgen Santísima y su papel en la vida de Jesucristo quien le fuera encomendado.

EL ESPÍRITU SANTO SE MANIFIESTA

Un aspecto importante al que nos invitó a reflexionar fue la vocación tan difícil que le fue encomendada a José y algunos aspectos particulares que dificultaban más esta misión como el hecho de que María estuviera encinta por obra del Espíritu Santo, pero es aquí en donde vienen la providencia divina en favor de José que le dice en un sueño que no tema y le impulsa a seguir. Agregó además que San José, añadiendo otros tantos elementos humanos y espirituales concibió que era una vocación ciertamente difícil pero que en razón de venir de Dios la acepta con ánimo y paciencia, con un discernimiento y un abandono total en Dios.

Es pues, San José, un ejemplo e inspiración para los que hemos sido llamados a la vocación sacerdotal, enseñándonos que en nuestro camino Dios puede valerse de muchas mediaciones, humanas, espirituales y sobrenaturales para poder descubrir y decir si Dios nos llama a tal o cual vocación o nos llama por otro camino de santificación.

Cualquier decisión, sea cual sea, debe ser tomada después de un discernimiento serio, a imagen de José, que tiene como objeto clarificar la voluntad de Dios en nuestra vida cristiana alejándonos de nuestros caprichos y gustos y asumiendo los criterios de Dios que nos quiere hacer hombres justos y honestos para responder. El Arzobispo culminó la homilía invitándonos a pedir la intercesión de San José para poder llevar adelante un discernimiento como el suyo, honesto, fiel y abandonado en quien lo llamó para así también alcanzar sus virtudes en pro de responder como él lo hizo en nuestra respectiva vocación.

Sin duda, este festejo a San José más que cualquier celebración nos propuso reflexionar como comunidad y en un ambiente de fraternidad, en la figura de San José, nuestro patrono, que discernir la voluntad de Dios respecto de cada llamado vocacional es una misión difícil y profunda pero a su vez posible y santificante pues Dios que nos llama a una misión concreta es también claro y concreto al proveer de todo lo necesario en tanto que cada corazón llamado se va entregando a las luces que Él le va dando.

Nos encomendamos a la poderosa intercesión del Patriarca San José, casto esposo de la Santísima Virgen María y padre putativo de Nuestro Señor Jesucristo para poder imitar sus virtudes. También nos encomendamos a las oraciones de cada lector para que por sus suplicas Dios nos conceda las gracias de responder a un llamado que no es otra cosa que servir santamente a su pueblo.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.