upc4

Luis Sánchez

1789 fue un año relevante a nivel internacional, pues marcó el inicio –en términos históricos– de la transición de la Época Renacentista, caracterizada por el despertar popular y hartazgo de las masas sociales hacia las dictaduras disfrazadas de monarquías, para dar paso a la Era Moderna, siendo, me atrevo a afirmar, el surgimiento de una nueva forma de gobierno el principal impulsor de los Estados actuales, en la figura de la democracia.
La revolución francesa marcó un hito en las movilizaciones sociales encaminadas a generar cambios en la forma de gobernar. Para quienes leen esta reflexión e ignoran los motivos detrás de la rebelión social, podríamos partir de dos ejes centrales: los abusos, excesos y falta de empatía de los monarcas, así como la intromisión de la Iglesia en los asuntos políticos, aclarando y remarcando que esto no debe ser confundido con la religión per sé.

La sociedad exigía cambios y los obtuvo a través de la manifestación violenta, que entre otras consecuencias trajo la concientización social de ser el pueblo quien gobierne, a través de representantes. Así se realzó la democracia, como mecanismo de otorgamiento de las decisiones a la gente, a los ciudadanos, y, por otro lado, quedó en el “olvido” y enterrada la falsa idea de la monarquía y la sangre real, o al menos eso se creía, pues hoy en día sigue estando presente la figura en Estados importantes a nivel internacional.

Tal es el caso de los monarcas ingleses, quienes han resonado mucho en la actualidad tras los escándalos familiares que involucran al rey Carlos, a la princesa Kate Middleton, a quien fuera la reina Isabel II, entre otros miembros quesiguen atrayendo la atención y admiración de gran parte de la población inglesa (cerca del 58% de los ingleses apoya la monarquía, de acuerdo a datos de Forbes en 2023).
Con esto no busco, queridos lectores, que crean que la idea se encamina a la farándula, sino todo lo contrario, tener siempre presente que, aunque hace siglos que la idea de gobierno idóneo ha cambiado, siguen estando presentes creencias e ideologías que hicieron que la sociedad y humanidad pasara por tiempos oscuros, por tiempos difíciles, y la única forma en que podemos seguir lidiando con esto día con día es estableciendo buenas prácticas democráticas, en todos los niveles, que permitan demostrar que es el camino adecuado para una sociedad más próspera.
Si queremos mejorar el presente y visionar un futuro más esperanzador, echemos un vistazo a la historia y aprendamos, nunca dejamos de aprender.

Nos leemos la siguiente semana, y recuerda luchar, luchar siempre, pero siempre luchar desde espacios más informados
que construyen realidades menos desiguales y pacíficas.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.