upc4

Monserrat M. Cuevas

Ya paso más de un mes de haber iniciado el aislamiento social voluntario, de la suspensión temporalmente de las celebraciones eucarísticas, de poner pausa a las actividades pastorales. Un verdadero reto para todos los creyentes.

Pero no todo está perdido, esta pandemia que ha golpeado a gran parte del mundo debe dejarnos un aprendizaje, y así será.

Durante una charla con ArquiMedios, el Vicario Episcopal, el presbítero José Humberto Ascencio Plascencia, señaló que ha sido muy difícil celebrar misa sin sus fieles y aseguró que esta situación ayudará a mejorar.

Estos días, ya más de un mes, han sido muy difícil celebrar sin mis fieles, era algo inimaginable, pero al mismo tiempo un gran reto, sé que después de esto nada seguirá igual, porque al seguir igual volvemos al mismo problema, sé que cuando nos volvamos a ver, nuestra fe será mayor de cómo nos vimos la última vez

El también párroco de la comunidad de San Pablo Apóstol Oriente, dijo que a pesar de haber cerrado temporalmente la parroquia, sus fieles siguen las celebraciones eucarísticas a través de las redes sociales.

COVID19, una enseñanza para todos

Hay una imagen que está circulando por las redes sociales, se ve como ‘el diablo’ si así lo queremos ver, le dice a Dios, mira te cerré tus templos y Dios le contesta, pero abrí uno en cada casa, esta cartografía nos dice mucho, los fieles se han acercado más a la iglesia, principalmente por esta situación, ahora a través de las redes sociales podemos seguir evangelizando y vemos como hay necesidad de Dios en todo el mundo, Dios abrió una iglesia en casa hogar jalisciense”

A su vez el padre Humberto, mandó un mensaje a todos los fieles de las diferentes comunidades que conforman la Arquidiócesis de Guadalajara para mantener viva la llama de la esperanza.

“Hermanos no hay que decaer, sabemos que estamos pasando una crisis en diferentes ámbitos, económico, social, de salud pero que esta crisis no llegue a nuestra fe, mejor que hay tener mucha esperanza que todo esto pronto terminará y también tener muy presente que esto nos debe cambiar, para bien no para mal”

También exhortó a mirar a quienes más lo necesitan y solidarizarnos con ellos.

“Con esta crisis muchos hermanos nuestros padecerán la falta de empleo, la falta de alimento, yo los invito ayudar, no dar lo que nos sobra, sino dar lo que tenemos pero de mucho corazón, sé que en estos momentos la economía está en declive, pero Dios no abandona, hay que solidarizarnos y ser misericordiosos con nuestro prójimo, así como Dios lo hace con nosotros”

El presbítero invitó a los fieles a rezar siempre en familia y a unificar los lazos ahora que se encuentran en casa.

“Mucho se ha escuchado de que en esta situación la familia se debe unir más, yo coincido, sé que no es fácil pero también que no es imposible, es necesario que las familias se unan, que recen juntos el Santo Rosario, que lean la palabra de Dios, que juntos comulguen espiritualmente, es un gran reto, pero si Dios reina en el corazón del hogar, no hay prueba que no se pueda superar”

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.