upc4

JOSÉ DE JESÚS PARADA TOVAR

La historia de la Humanidad está llena de pasajes de violencia, sangre, guerras, desencuentros y animadversión entre personas, partidos, instituciones e incluso naciones. Pareciera que tal permanente estado de cosas es una condición de la naturaleza humana, lo cual invita a deducir que el binomio lides-sosiego, al igual que el de ricos y pobres, son inmutables, precisamente porque no se apartan del pensamiento y actitudes del hombre, con todo y sus anhelos, ideales, rencores y venganzas.
¿Cuál será el punto de partida para buscar, encontrar y vivir la paz? ¿De lo particular y lo personal a lo general, o viceversa? Y es que resulta elemental procurar la paz espiritual interna para alimentar y robustecer la mente y el alma. Esta difícil conquista contribuye grandemente a influir en la armonía familiar, laboral, gremial, barrial, social. Desde la punta de la pirámide, según su propia responsabilidad, las distintas autoridades están llamadas a garantizar el bienestar general mediante la educación, la seguridad, la economía, la legislación y la estricta aplicación de la justicia.

Es decir, a todos los seres, organismos e instituciones atañe y obliga disponer y sostener los mejores elementos que contribuyan a un ambiente sustentable y de entendimiento, bajo cualquier circunstancia, porque conviene y es menester para la supervivencia y el desarrollo. Es un bien personalísimo y también común, que enfrenta, combate y domina a tantos pretextos, como la división, el abandono, el estrés, el odio y revanchismo, los celos, la codicia, la prepotencia y un largo etcétera.
¿Deveras esos y otros factores arrasan con la paz interior, la convivencia pací ca, el respeto a las leyes, el cuidado de la Naturaleza, la coherencia de la Fe, la solidaridad con los más desvalidos y la exigencia de la justicia?…

Fue en 1901 cuando el Químico e Ingeniero sueco Alfred Nóbel instituyó el Premio Nóbel de la Paz, concedido, hasta ahora, a más de 100 personas y entes benefactores. A tal distancia, cabrían varias preguntas: ¿en cuánto han contribuido al cese de hostilidades y de pugna entre las naciones? ¿Qué repercusión favorable han dejado el mensaje, el testimonio y ejemplo de aquellos Galardonados Titanes del Pacifismo como Santa Teresa de Calcuta, Mahatma Gandhi, Martin Luther King, Rigoberta Menchú, el Dalai Lama o Nelson Mandela?

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.