upc4

Hugo Rodríguez

La pérdida de la fe y la confusión, es común entre la población que acude a prácticas de terapias que les prometen bienestar espiritual.

Las terapias psicológicas datan sus inicios en el siglo X y XII d.c, en lejanas tierras Islámicas, todo lo que estaba fuera de lugar o era extraño se atribuía meramente a deidades o entes místicos puesto que no había estudios profundos que dieran una explicación más racional a fenómenos que si bien eran comunes aún sorprendían un tanto a la sociedad; dentro de esto claramente se encontraban las enfermedades y padecimientos mentales que se relacionaban directamente a posesiones demoníacas o fenómenos similares. Había también atribución en diversas culturas a fenómenos como la superstición en Egipto, el desequilibrio en los fluidos o humores en Grecia y en China se decía que lo que podría causar afecciones era el desbalance de las fuerzas vitales. Los pioneros de la Psicoterapia fueron filósofos y médicos de entre los que destacan Abu Zayd al-Balkhi, Zakariya al-Razi y Avicena quienes también hicieron énfasis en el tema de salud mental; hasta el siglo XVIII ya en la edad media se seguía afirmando que padecimientos estaban relacionados a cuestiones del demonio y gente como Mesmer, Puységur o Pussin introdujeron el Mesmerismo y la Hipnoterapia para el tratamiento de las manifestaciones demoníacas que en realidad se trataban de meras afecciones mentales.

Yo, Superyó y Ello

Para poder entender lo que la Nueva Era nos quiere mostrar en antítesis a lo que valida o no nuestra iglesia, hay que poner en contexto qué nos quieren decir estos conceptos.

Yo. Es la personalidad, la estructura psíquica de la persona, lo que se encuentra consciente en lo que es uno mismo y como se percibe al entorno y los demás.

Ello. La fuente de los impulsos, de donde viene el deseo, las pulsiones, la demanda, lo que quiere y lo que pide.

Superyó. Formación que se hace a través de la interiorización de la figura paterna o la figura de ley o a través de normas y leyes sociales.

La Nueva Era

Es una corriente o ideología de pensamiento que se caracteriza principalmente por tener una serie de ideas y prácticas que buscan encontrar la espiritualidad o sanación por medio de actividades pseudo religiosas, credos y doctrinas que buscan dar respuesta a dudas o malestares que los seres humanos tenemos. Dentro de la cultura popular se le conoce también como la Era Astrológica de Acuario.

La larga lista de actividades realizadas dentro de este movimiento incluye: Metafísica, yoga, control mental, auto superación, meditación trascendental, zen, control mental “rebirthing”, gnosticismo, teosofía, esoterismo, ocultismo, masonería, canalización o espiritismo, dianètica, cientologìa, psicología transpersonal, ciertas formas de bioenergetica, reiki, así como también astrología, la magia , el horóscopo, el tarot , los inciensos, las velas de colores, los cristales de cuarzo, la tabla ouija, las cruces y anillos “magnéticos”, los aromas, la quiromancia, el budú y chamanismo. Dentro de esto se trata de mezclar culturas o prácticas religiosas tanto de oriente como occidente intentando hacer la fusión a partir de cuestiones sincretistas, que intentan hacer encajar unas religiones con otras.

Se busca que el individuo haga lo que le plazca y practique lo que crea conveniente sin tener una base realmente espiritual o de doctrina que le muestre argumentos concisos al respecto, se cree y percibe a Dios en todas las cosas pero al mismo tiempo tampoco porque según esta ideología Dios está en cada uno y al encontrarse a sí mismo lograrás dar con él.

Por ejemplo, en prácticas como yoga, meditación o respiración se busca que se avancen nuevos niveles espirituales para encontrar respuestas a profundas preguntas y estar bien con uno mismo para de la misma forma estar bien con los demás y así lograr un equilibrio que supuestamente te acerque más a Dios.

¿Terapias alternativas?

Como se mencionó, dentro de la ideología de la Nueva Era entran una serie de pseudo terapias que buscan reemplazar a lo que ya conocemos y que tienen bases científicas para tratar malestares en la sociedad, hay algunas a destacar y a continuación definiremos en qué consisten, que buscan y que piensa la iglesia respecto a ellas.

Reiki

Viene del japonés y significa “Energía Universal” en pocas palabras consiste en que un individuo toma de esta ya mencionada energía que dicen se encuentra alrededor de todos nosotros y cura a otra persona a través de ella con movimientos de manos que nunca tocan el cuerpo del paciente.

El Padre Pedro F. Núñez de la Arquidiócesis de Nueva Orleans, se pronunció al respecto de esta pseudo terapia hace algún tiempo en un programa de televisión.

“En cada uno de nosotros hay energía, en todo el universo hay energía y puede ser definitivamente positiva o negativa, cuando tú estás con una persona y la amas mucho pues hay energía positiva pero cuando tu desprecias, rechazas o deseas mal a alguien hay energía negativa; pero al fin y al cabo esta tendrá poder para poder influenciar a otras personas pero hasta cierto punto y yo puedo usar mi energía para influenciar sobre otras personas para bien o para mal.

“El que realmente sana, restaura, limpia y salva es nada más Jesucristo, Dios. La palabra nos habla en un sinnúmero de pasajes que tenemos que tener mucho cuidado con todas las prácticas supersticiosas, incluso espiritismo, horóscopos, consultar a los muertos, tener contacto con brujos, entre otros, porque dice la palabra, que eso es una abominación a los ojos de Dios”.

Debido a que ponemos nuestra confianza en personas y cosas que no están actuando bajo la voluntad de Dios y si no es así ¿bajo la voluntad de quien están actuando? si no es con el de Dios es con el de Satanás”, aseveró el padre Pedro Núñez.

Acupuntura China

Se trata de una medicina tradicional que como lo menciona su nombre viene de China y consiste en que por medio de puntos anatómicos específicos se introducen agujas en relación a la enfermedad y/o padecimiento que se presente. Tiene variantes como la Electroacupuntura, por medio de calor con Moxibustión y Acupresión. Siguen en búsqueda de un aval científico y terapéutico. El P. Pedro F. Núñez se pronunció también acerca de esta pseudo terapia.

“La acupuntura se ha hecho famosa hoy día, igual que los puntos de referencia en el cuerpo para tocar diferentes órganos o diferentes músculos. Viene de una tradición pagana, de una en donde se cree en muchísimos dioses y cada dios tiene un poder especial; debemos tener mucho cuidado porque hay personas que utilizan esta práctica para inculcar su propia religión o sus propios valores. Entonces, esto puede crear problemas para nosotros que creemos en el único Dios que es Jesucristo”.

“Cuando se ponen esas agujas en diferentes partes del cuerpo lo que se está tratando de hacer es que haya un fluido de energía que esté nivelado ¿Puede ser posible? Sí, puede ser posible porque el ser humano está compuesto no solamente de materia sino también de energía y a veces cuando se desnivela la energía en el cuerpo del ser humano pues eso puede causar ciertos trastornos que nos quitan la salud y también nos hacen sentir ansiosos”, comentó el P. Pedro F. Núñez.

Nueva Era y la Iglesia Católica

Ahora que se tiene un contexto de lo que es la Nueva Era y lo que puede ofrecer, entra la opinión de nuestra Iglesia hacia este movimiento. Para el año 2003 el Cardenal Paul Poupard de Francia presentó al Vaticano un documento llamado “Jesucristo, portador de agua viva, una reflexión cristiana sobre la Nueva Era” donde comentó que por corrientes occidentales se comenzaba a hacer evidente una especie de polarización entre creyentes y su acercamiento a la “espiritualidad” en donde se busca por uno mismo llegar a la verdad de lo que es Dios.

Una importante cita dentro del documento habla de tres puntos principales por los que la gente comenzó a buscar en la Nueva Era una respuesta.

El primero: es la sensación de que las religiones tradicionales o institucionales no pueden dar lo que antes se creía que podían dar. Algunas personas, en su visión del mundo, no logran encontrar espacio para creer en un Dios trascendente personal y a muchos la experiencia los ha llevado a preguntarse si este Dios tiene poder para realizar cambios en el mundo o incluso si existe”, señaló el Cardenal Paul Poupard de Francia.

Agregó: “Hay otra razón para explicar cierta inquietud y cierto rechazo con respecto a la Iglesia tradicional. No olvidemos que en la antigua Europa las religiones paganas precristianas eran muy fuertes y a menudo se producían lamentables conflictos vinculados al cambio político, pero inevitablemente calificados como opresión cristiana de las antiguas religiones. Uno de los pasos más significativos en lo que se podría llamar el ámbito “espiritual” en el siglo pasado, más o menos, fue una vuelta a las formas precristianas de religión.

OTRAS CULTURAS RELACIONADAS CON EL ESOTERISMO

Las religiones paganas contribuyeron en gran medida a sostener algunas de las ideologías racistas más violentas de Europa, consolidando así la convicción de que ciertas naciones desempeñan un papel histórico de alcance mundial hasta el punto de que tienen derecho a someter a otros pueblos, y eso ha implicado, casi inevitablemente, un odio hacia la religión cristiana, a la que se ve como una novata en la escena religiosa”

Mons. Poupard comentó también que los viajes de europeos a lo profundo de Asia, les hizo conocer otras culturas y religiones que están relacionadas al esoterismo por lo que es cada vez más fácil ver la visita de líderes de esos movimientos en diversas ciudades, cataloga a la Nueva Era de igual forma como una respuesta engañosa a la esperanza más antigua del hombre: paz, armonía y reconciliación con uno mismo.

Charlando con especialistas

El Padre José Carmen Toriz Rentería,  Director Espiritual en el Seminario Mayor de Guadalajara, estudió Licenciatura en Teología Moral y ello lo lleva a poder hablar de forma amplia acerca de la Nueva Era que es un tema que se toca en los estudiosos de esta rama.

Jaime Duarte Martínez, Licenciado en Relaciones Internacionales y  consultor en marca personal, imagen y comunicación política y corporativa con más de 15 años de experiencia, a lo largo de los últimos 25 años ha dedicado su vida a la investigación de asuntos sociales y políticos, colaboró en más de una década en el Centro de Estudios Sociales en el Consejo Coordinador Empresarial y fue ahí donde empezó a estudiar la Nueva Era.

En 2012 fundó el Centro de Investigaciones sobre la Nueva Era (CISNE) enfocado en orientar a los fieles sobre los peligros de la amenaza que puede representar, ha escrito varias obras y la visión que tienen ha ido evolucionando ya que ahora su enfoque va dirigido a la salvación de las almas y para ello se imparten conferencias, seminarios y herramientas a través de redes sociales entrando también a la radio y televisión en 2007. Fundador también del movimiento Viva Cristo Rey junto a otras cuatro personas.

La maquinaria

El sacerdote, José Carmen Toriz Rentería, Director Espiritual en el Seminario Mayor de Guadalajara, dijo que hay intereses que permiten la difusión de diversas técnicas alternativas.

“Hay intereses de ciertos grupos que en algún momento tratan de controlar la humanidad por todo lo que se maneja en este sentido, entonces es una manera de manifestar una relación más en armonía con todos para conectar con la naturaleza; por eso la difusión de muchas técnicas alternativas”.

“Lo que nosotros podemos decir desde el Cristianismo, es que el hombre no puede controlar a Dios porque el hombre se revela y Dios viene a manifestarle su voluntad, entonces en la Nueva Era se pretende que el hombre entre en ese contacto con Dios pero lo va a controlar el desde su voluntad”.

Agregó que la paz no se hace por una determinación sino que el hombre tiene que entrar en esa convicción profunda en la que tiene que darse cuenta de que hay algo o alguien más.

“En este caso como nosotros los cristianos en Dios porque nos pide precisamente vivir en paz pero no es porque yo lo determine”, comentó el P. José Carmen Toriz Rentería.

Agregó que quienes impulsan el movimiento a nivel global no solo son desde abajo personas sino conferencistas, capacitadores y escritores  de gran influencia y poder.

“Es decir con un liderazgo y opinión internacional Deepak Chopra es uno de ellos por ejemplo y nombres hay muchos, son miles. Podríamos señalar no solamente a individuos sino también instituciones u organizaciones y esto escala a también involucra organizaciones internacionales como Naciones Unidas, UNESCO, por mencionar algunas.

Por su parte, Jaime Duarte Martínez, especialista en relaciones internacionales,  explicó que  también existen ciertos grupos de pensamiento que ya traen consigo la Nueva Era.

“Ya no es un fenómeno que surge así de manera espontánea porque ya podemos hablar de sus fines pero ya es muy posible a más de 50 años de su origen y desarrollo es posible afinar que se trata de un proyecto político y religioso. Entonces, yo tengo en mi publicaciones las listas de miembros y listas de las propias instituciones y no acabaríamos de citarlas a todas”.

La tendencia del Coaching ¿Qué hay detrás?

El Coaching en sí mismo no tiene problema cuando su fundamento es el acompañamiento, la asesoría que se da a una persona o a un grupo de personas sobre diferentes materias: salud, nutrición, ejercicio, economía, entre otros.

Aquí el criterio es cuando el Coach y su método que proponen para ayudar al cliente o paciente se basan en concepciones mágicas, en ideas como en que tú eres Dios; cuando se acude a superación personal basada en estos criterios o bien en literatura fantástica como la ley de la atracción o precisamente ya cuestiones de esoterismo, control mental, poderes que rebasan la línea de la psicología natural o abiertamente se pide a los seguidores, al equipo o al asesorado que realice rituales mágicos o que acudan con una bruja para lograr lo que quieren o participen en rituales como el Coaching Ontológico que esa es una rama muy arriesgada, de todo el Coaching que yo he visto esa es la más arriesgada porque se refiere al ser más que al hacer al ser y entonces se le pide a quien ha integrado o quien lleva una asesoría se le pide que en la noche prenda velas y se meta en un círculo de fuego.

COACHING ONTOLÓGICO

“Cuando el Coaching Ontológico rebasa nuevamente la línea de la superación personal básica y hay uso de estas herramientas o de la propia Yoga o de la Meditación Trascendental para lograr ese éxito o superación encontramos ya el problema” aseveró Jaime Duarte Martínez.

“Quizá como animadores que hacen precisamente vibrar a las personas para que tengan confianza en sí mismos pues sí les va a ayudar pero también tenemos que darnos cuenta de que puede darse una manipulación masiva a través de los Coach, en ese sentido una persona puede tener una manipulación masiva, vamos a poner el ejemplo muy sencillo y aquí no hay ningún Coach”.

Ejemplificó que en un partido de fútbol quizá la persona está  platicando y se da cuenta que meten un gol, gritan y se levanta en automático por la emoción masiva.

“Y entonces aquí también en el calor en la euforia con el Coach a lo mejor una persona también en ese sentido de la emoción masiva entra en ese contacto y después se encuentra con la realidad lo que podría causarle algún conflicto muy profundo en su persona de lo que es la autoestima y seguridad porque aquello que me dijeron que yo podía me doy cuenta que no puedo porque no tengo las cualidades, las capacidades o actitudes para llevarlo a cabo” expuso el P. Toriz Rentería.

¿Qué debe hacer un católico al respecto de la Nueva Era?

El especialista Jaime Duarte Martínez, explicó que entre la población en general, hay una gran ignorancia porque acuden con brujos, hechiceros y demás, quienes les hacen falsas promesas o mienten sobre determinada situación abusando de su daño anímico.

“Hay quienes han incurrido en la Nueva Era, la inmensa mayoría por ignorancia, una gran,  gran, ignorancia pero pensemos también en quienes lo hicieron también a sabiendas porque ciertamente hay un manojo de brujos, hechiceros, ex santeros con quien platicar. Entonces lo resumo yo en oración e información, información para identificar estos daños de las personas, en uno mismo e ir explicando cuál fue la causa que provocó ese daño físico, anímico; reconocerlo para entender, eso como primer lugar.

SE DEBE REGRESAR A LA FE

Enfatizó que en el campo de la oración es regresar a la fe, ya que este debe estar puesta solo en Dios.

“Estamos hablando de confesar los pecados en los que se haya incurrido, no estoy diciendo que todas las prácticas Nueva Era son pecado, donde no hay lugar a dudas es en el ocultismo, ahí la iglesia de acuerdo a las sagradas escrituras, el catecismo propiamente son muy claros, ahí es obvio que se tiene que confesar esos pecados”.

“Además de ello, la vida de oración, la vida de gracia y aquí se abre todo un mundo también de ejemplos, el Santo Rosario, La Santa Misa, La Sagrada Comunión, la lectura de Las Sagradas Escrituras y las devociones, entre otros más, son recursos no solo para salir de la Nueva Era sino de prevención” finalizó Jaime Duarte Martínez.

En tanto que el padre José Carmen Toriz Rentería, manifestó que antes de recurrir a cualquiera de este tipo de prácticas o de acciones, se pregunten porqué acuden a ellas.

“Primero se debe entrar en el conocimiento de su fe, que busquen precisamente el saber lo que viene siendo la vida cristiana, la vida de oración, una espiritualidad profunda que nos pueda llevar precisamente a este encuentro con Dios porque precisamente si empezamos sin el conocimiento de nuestra fe y recurrimos a este tipo de actividades o de prácticas corremos el riesgo de quedar confundidos”, señaló el padre Toríz Renteria.

ACUDÍ CON UN CURANDERO

Personas como la señora Guadalupe García, se dice creyente y católica, sin embargo acude constantemente a que le hagan limpias o le lean las cartas, lo que habla de la confusión que existe en la población.

“Yo creo que eso no es pecado porque esas personas tienen un don que Dios les dio para ayudarte y si ella me puede ayudar a sentirme mejor no creo que sea malo. No es brujería, solo te rezan y te dicen si alguien te quiere hacer daño para que tu estés alerta”.

Ante casos como este, se habla de una pérdida en la fe, lo que como cristianos no debe suceder, enfatizó el padre José Carmen Toriz Rentería Director Espiritual en el Seminario Mayor de Guadalajara. “Muchas veces con el poco conocimiento de nuestra fe lo que va a ocurrir es que mezclemos prácticas no cristianas con prácticas cristianas y que muchas veces lleguemos a pensar que es lo mismo y no, no es lo mismo”.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.