upc4

Quetzali Cárdenas

Cada vez más motocicletas circulan en la ciudad, lo que ha generado caos, aumento de accidentes, violación a los reglamentos viales y falta de aplicación de sanciones por parte de la autoridad.
Las motocicletas se han convertido en un medio de transporte común gracias a que sus costos son más accesibles como medio de transporte, además un sector de la población las utiliza como herramienta de trabajo para hacer repartos a través de aplicaciones.
Según el INEGI, en Jalisco de 2021 a 2022, la clase de vehículo que mayor incremento registró fueron las motocicletas con un 13%. En el último corte se contabilizaron 587 mil 887 motocicletas en el estado, colocándolo en el segundo lugar a nivel nacional, superado solo por el Estado de México.
Existen diversos factores que influyen en el incremento de las motocicletas, como es el reducido gasto de mantenimiento que genera este vehículo. Una moto típica ofrece un rendimiento promedio de 20 kilómetros por litro de gasolina, mientras que un automóvil promedio ofrece un consumo de alrededor de 10 kilómetros por litro.
Por otro lado, los costos de los trámites para obtener la licencia también son reducidos; en el caso de los automóviles el precio es de 963 pesos, mientras que el de las motocicletas es de 491 pesos.
INCUMPLEN CON LA NORMATIVIDAD
Los motociclistas deben tener conocimiento sobre las obligaciones que poseen según el Reglamento de la Ley de Movilidad, Seguridad Vial y Transporte del Estado de Jalisco. En él se menciona que los propietarios de las motocicletas deben cumplir con requisitos como:

1.Colocarse de manera correcta el casco de seguridad, que debe cumplir con las características de certificación. En el caso de que el casco no tenga integrada la mica protectora se debe sustituir por unos lentes que permitan la óptima visibilidad.
2.Los conductores, además, deben contar con su tarjeta de circulación.
3.No estacionarse en banquetas o ciclovías.
4.No llevar como acompañante a niños que no puedan sujetarse por sus propios méritos o alcanzar el posapie.
Sin embargo, familias completas de hasta 4 o 5 miembros, incluidos los bebés, son transportados en las motos sin ningún tipo de seguridad.
En el caso de vehículos de menos de doscientos cincuenta centímetros cúbicos de cilindrada están obligados a:
-Portar de manera visible un chaleco, chamarra o chaqueta que tenga por lo menos 20% de materia reflejante o que permita que este porcentaje se reparta en el resto de la vestimenta.
-Llevar a bordo sólo el número de personas permitido.
-No circular por carriles centrales, pasos a desnivel o túneles.

Recientemente, la Cámara de Diputados aprobó una serie de modificaciones en la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial, con 425 votos a favor, entre las que destaca la prohibición para que menores de 12 años de edad viajen en motos.
En este cambio se señala que los menores no podrán transportarse como pasajeros ni conductores de motocicleta de cualquier cilindraje.
AUMENTARON CON LA PANDEMIA
Durante la pandemia las motocicletas tuvieron un papel importante debido a que muchas personas se quedaron sin empleo y esto trajo como consecuencia que las motocicletas se convirtieran en una herramienta de trabajo, principalmente para reparto por medio de las aplicaciones. De igual forma, diversos usuarios que debían abordar el transporte público decidieron cambiarlo por una moto para evitar contagios y salvaguardar su salud.
REGULACIÓN LAXA SIN AGENTES QUE VIGILEN
En el artículo 120 de la nueva Ley de Movilidad de Jalisco, se establece que no se puede realizar la compra de una motocicleta sin antes tener las placas y permisos correspondientes. El comercio debe cerciorarse de que el comprador cumpla con los requisitos.

Esta ley busca generar una mayor regulación en los permisos para las licencias, ya que hay 600 mil motos registradas con placas y tarjeta de circulación; sin embargo, se calcula que hay entre 150 mil y 200 mil motos sin registro, placas o licencia para manejar y como tampoco hay agentes viales en las calles no hay quien les diga nada, transitan en medio de carriles, se suben a las banquetas, rebasan por la derecha y en ocasiones no ceden el paso a los peatones.
Según el Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes en Jalisco (CEPAJ) en 2022 se registraron 1,565 siniestros viales, 562 motociclistas heridos y 71 fallecidos.
Además, durante 2023, 91 de ellos murieron en accidentes viales, esto superó las 71 registradas en 2022.

VEHICULO MUY PELIGROSO
“Una caída en motocicleta, si no trae el casco adecuado, la contusión cerebral puede originar la muerte o dejarlo en coma. Si no trae los elementos de protección implica una quemadura de muy alto grado, porque la piel no tiene ninguna protección; además puede generar algún problema de fracturas en estructura ósea, manos y piernas. Es un vehículo bastante peligroso”, mencionó Mario Córdova España, profesor e investigador del departamento de métodos cuantitativos del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas de la Universidad de Guadalajara.
En el 58.5% de los casos de accidentes es responsable el motociclista y el 41.5% restante es solo involucrado. La distribución de la edad de los motociclistas implicados en accidentes refleja que el mayor rango es de 20 a 24 años con 18.3%, seguido por 25-29 y 30-34 años con 14.8 y 12.7%, respectivamente.

Según la Organización mundial de la salud (OMS) hay 4 riesgos principales que pueden ocasionar un accidente de moto:
1.Exceso de velocidad. El 40% de los accidentes es provocado por esta situación.
2.Consumo de sustancias tóxicas. El 31% de los motociclistas fallecieron en un accidente por causa relacionadas con consumo de alcohol.
3.No usar casco. Según CEPAJ, en Jalisco se ha incrementado más del 22% el uso de casco por parte de los motociclistas, pero a pesar de esto continúan generándose fallecimientos en accidentes vehiculares.
4.No usar cinturón de seguridad.
Al subirse a una moto también se debe contar con estas medidas de seguridad.

FALTA CULTURA VIAL
Automovilistas y motociclistas coinciden en que falta cultura vial y empatía de ambas partes para transitar ordenadamente en las calles de la metrópoli y poblaciones donde también han proliferado estas unidades.
“El principal problema al que nos enfrentamos los motociclistas es a la falta de cultura mutua, tanto de automovilistas como motociclistas, muchas veces no se usan la direccionales, no se respeta al motociclista (muchas veces con justa razón), se meten al espacio que uno deja de reacción entre la moto y el vehículo de adelante”, señaló Eduardo Hernández, motociclista.
Mario Córdova sugiere que si no hay un programa permanente de cultura vial abierta en los centros educativos o por parte del gobierno a los ciudadanos, no se dará protección a las reglas del tránsito y se perderá la educación vial.

ACCIONES QUE NO SE DEBEN HACER

  • Rebasar sin cambiar de carril o por
    la derecha.
  • Cambiar de carril sin precaución.
  • Conducir por pasos a desnivel o
    puentes.
  • Transportar menores y poner en riesgo su vida.

Actuar de manera responsable les compete a todas las personas que conduzcan un vehículo para evitar ponerse en riesgo y mantener un orden vial.
Aunado a las motos, la vialidad se ha complicado con el uso de vehículos eléctricos como los scooter. La Ley de Movilidad en el artículo 120 de los establecimientos, señala que los vehículos eléctricos quedarán exentos de portar y contar con el comprobante de verificación vehicular.

Nuevas formas de transporte

Athziri Anahí Martínez Calderón

Los scooters y bicicletas eléctricas se han vuelto un nuevo y popular medio de transporte que ofrece ayudar con los problemas de la movilidad urbana cotidiana, además de ser amigables con el medio ambiente.
Sin embargo, al ser relativamente una nueva modalidad de vehículos, hay diferentes situaciones a los que los usuarios se enfrentan al no haber una reglamentación y, por otra parte, infraestructura que garantice su circulación segura, ya que los desperfectos en las calles propician accidentes.
Es necesario concientizar a las personas sobre el uso de estas alternativas de movilidad de ambos lados, ya que al ser un vehículo sin protecciones y no alcanzar velocidades similares a las de un automóvil, se corre el riesgo de sufrir accidentes similares a los de un peatón o ciclista, haciendo peligrosa su circulación en los mismos carriles que automóviles, autobuses urbanos, etc. Y por otra parte, los usuarios deben ser conscientes de que su uso debe ser con responsabilidad, respetando los lineamientos de movilidad ya establecidos, además de usar siempre casco y otras protecciones para circular de manera segura.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.