upc4

Salvador Y Maldonado Díaz

Los cambios de cultivos agrícolas en el campo estatal en años recientes están a la vista ante los intereses económicos de los empresarios frutícolas o de los dueños de la tierra.
Un ejemplo se tiene en el tecojote, una tradicional fruta de gran demanda en la temporada navideña, que prácticamente fue desterrada de los terrenos donde crecía en forma casi silvestre en varias regiones jaliscienses, sobre todo de topografía serrana, como en la meseta de Tapalpa, la parte del Nevado de Colima y la Sierra Occidental. En varias latitudes de la entidad donde antes había tejocotes, esta fruta ya no se tiene porque sus árboles fueron talados para establecer cultivos de aguacates, agave o berries.
Hasta en la estadística oficial está ausente esta fruta en el caso de algunos predios donde todavía existe, pero que no están en los datos gubernamentales. Un ejemplo es que las huertas que aún cuentan con tejocote, en Atemajac de Brizuela, no son tomadas en cuenta en el informe del Sistema de Información Agropecuaria y Pesquera (SIAP) del año 2022, donde sólo se consignan seis hectáreas del municipio de Mascota, sobre todo en el poblado de Juanacatlán, según testimonio del raicillero mascotense Manuel Salcedo.

Pero a pesar del destierro de esta fruta del campo de Jalisco, sigue siendo un ingrediente del tiempo decembrino al ser una fruta muy demandada para la elaboración del tradicional ponche, en compañía de otras frutas.
Los nutriólogos refieren de diversas ventajas de este fruto silvestre, como su contenido en vitamina C, además de calcio y hierro. Su pulpa tiene a su favor un gran contenido de pectina.
La medicina herbolaria lo recomienda para contrarrestar problemas respiratorios, digestivos y para mejorar la circulación, en combinación con otros vegetales.
Si bien es muy reducida la producción de esta fruta en Jalisco (como en Atemajac de Brizuela y Mascota), se tiene disponible el volumen que llega de otros estados del altiplano central, sobre todo Puebla.
Además, en la región de Occidente todo el año se puede disfrutar el rico ate elaborado de la pulpa de esta rosácea.

EL DATO
El Estado de Puebla concentra la mayoría de la producción de tejocotes con 5 mil 200 toneladas de 29 municipios donde hay plantaciones de esta fruta en el recuento de 2022. La producción nacional es de 5 mil 300 que incluye a otros estados, como Tlaxcala, Michoacán, Jalisco y el Estado de México.

Fuente. SIAP-SADER FEDERAL.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.