upc4

II DOMINGO

¿Encuentro algo divino en mis crisis?

Pbro. J. Jesús Suárez Arellano

¿QUÉ NOS DICE DIOS EN ESTE SEGUNDO DOMINGO DE CUARESMA?

Génesis 22, 1-2.9-13.15-18: Dios desafía la fe de Abraham pidiéndole que le sacrifique a su hijo… superada la prueba viene la bendición/recompensa… y su descendencia se convierte en una bendición para todos los pueblos…

Salmo 115: Aún abrumados por las desgracias y las pruebas hemos de mantener nuestra fe y confianza en el Dios de la vida…

Romanos 8, 31b-34: Dios está de nuestro lado, ¡hasta fue capaz de entregar a su Hijo por nosotros! ¿Quién estará contra nosotros?

Marcos 9, 2-10: Jesús, llevando tres de sus discípulos, sube a la montaña y se transfigura en su presencia… La voz de Dios lo presenta como su Hijo amado… Regresan a su vida normal guardando el secreto, pero reflexionando…

REFLEXIONEMOS:

La Palabra de hoy nos invita a pensar en nuestra vida como un proceso hecho de momentos de prueba (muerte) y bendición (resurrección)…

La vida de Abraham, la de Jesús, la de los discípulos, la de Pablo y la nuestra se parecen… Pasamos por momentos de incertidumbre, problemas, sufrimiento y pruebas… pero, si confiamos en Dios, Él dará sentido y confianza a cada momento hilándolo a otros momentos de salvación… Nos ayudará a captar que lo importante es que al final, unidos a Él, “resucitaremos de entre los muertos”… ¿Descubro la presencia de Dios en medio de mis crisis y dudas?

Cada etapa de nuestra vida (las que ya vivimos y las que nos faltan) nos plantea diversos retos y también oportunidades de alcanzar ciertas bendiciones… Algunas de estas crisis pueden venir por: la pérdida de la juventud y la belleza, las separaciones y el divorcio, la pérdida de algunas facultades o de la salud en general, la pérdida del trabajo, las devaluaciones económicas, los accidentes inesperados, la enfermedad y la muerte de nuestros seres queridos… ¿Qué retos se me están presentando ahora mismo?

La vida está llena de crisis, desde el niño que debe aprender a valerse por sí mismo hasta el adulto mayor que debe vivir con sabiduría su etapa final… La vida tiene pérdidas que son necesarias… (Si quieres profundizar este tema, te sugerimos leer el libro “EL PRECIO DE LA VIDA las pérdidas necesarias para vivir y crecer”, de Judith Viorst)… Estas crisis y pérdidas pueden ser un camino de crecimiento y bendición para nosotros mismos y para los demás… ¿Qué luces aporta mi fe sobre las obscuridades que atravieso?

TE PROPONEMOS LOS SIGUIENTES EJERCICIOS PARA QUE TE ENCUENTRES CON DIOS DURANTE LA SEMANA:

1.     Imagina tu vida como una línea que va desde el día de tu nacimiento hasta el momento de tu encuentro definitivo con Dios… En esta “línea del tiempo” puedes marcar algunos momentos de especial tensión, prueba o crisis…

Nota cómo Dios ha intervenido o puede intervenir para bendecir, sanar o re-significar cada uno de esos puntos críticos…

Date cuenta de cómo Dios, tu amigo, está siempre ahí…

2.     Plantéate seriamente algunas preguntas inspiradas en el pensamiento del psicólogo Erik Erikson: ¿Tiendo a confiar en los demás o desconfío de todos? ¿Soy una persona autónoma o la vergüenza no me deja actuar? ¿Tengo iniciativa o más bien siento una culpa crónica que no me deja actuar? ¿Soy diligente o me siento inferior a los demás? ¿Estoy seguro de mi identidad y misión o estoy confundido y, por lo tanto, inseguro? ¿Soy capaz de crear intimidad o me mantengo aislado de todos? ¿Estoy generando nuevos proyectos o ya estoy estancado? ¿me siento integrado y en paz conmigo mismo o tengo episodios de desesperación?

Estas no son preguntas teóricas, sino crisis que se nos presentan en cada etapa de nuestra vida… Si resolvemos positivamente cada una de ellas tendremos los siguientes resultados: Esperanza, fuerza de voluntad, finalidad y propósito en la vida, competencia, fidelidad, amor, cuidado y sabiduría…

¿Qué descubres de ti mismo? ¿Estás capacitado para ser una bendición para todos? ¿Qué “transfiguración/es” necesitas?

3.     Te sugerimos que, delante de Dios, repases las etapas más críticas de tu vida, según lo que has ido reflexionando en este tema, y que vayas haciendo una oración escrita…

Finalmente, recuerda que las crisis, los problemas y las pérdidas no son sólo inevitables sino preciosas oportunidades de crecimiento y salvación…

Pide a Dios los recursos que necesitas para enfrentarlos desde su perspectiva…

Te ayudaría también orar personalizando el Salmo 115…

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.