upc4

SERGIO PADILLA MORENO

El pasado jueves 27 de abril se dio un hecho providencial en la historia de los estudios de la mística, pues en el prestigiado Centro Internacional Teresiano-Sanjuanista (CITeS) de Ávila, España, se inauguró la Cátedra Etty Hillesum: Mística y vulnerabilidad, la cual se integra al catálogo de catorce cátedras (www.mistica.es/programacion-academica/catedras) por las que “el CITeS ofrece un espacio para la formación, la reflexión compartida, la investigación y la divulgación de material, a fin de favorecer y ampliar los horizontes y alcance de la espiritualidad y la mística”.
La finalidad de esta cátedra, dedicada a la extraordinaria joven judía, que nació en Holanda el 15 de enero de 1914 y murió en la cámara de gas del campo de concentración de Auschwitz el 30 de noviembre de 1943, es “fomentar la reflexión y actualización de una experiencia mística para la posmodernidad, inspirada en el itinerario de Etty Hillesum y en apertura y diálogo con otros testigos espirituales para responder a las grandes preguntas del ser humano hoy, desde su condición de vulnerabilidad y de cara a los desafíos y cambios permanentes de los tiempos actuales”. Esta cátedra se organizó en colaboración con la Fundación Etty Hillesum (https://creciendoconetty.org/) que tiene su sede en Colombia.

En medio de los complejos y difíciles momentos que vivimos como humanidad, los cuales nos ponen de cara a nuestra vulnerabilidad individual y colectiva, el testimonio de fe y vida de Etty Hillesum puede aportarnos luces para entender, discernir y actuar, desde la fe, en esta realidad. Uno de los rasgos que más llaman la atención de esta mujer es su capacidad de introspección y autocrítica, las cuales, según el análisis que hace el jesuita español José Ignacio González Faus, le hace tener al principio una visión sumamente negativa y casi atea de sí misma en los tiempos previos a su encuentro con Dios, pero gracias a esas capacidades “Etty fue descubriendo así lo peor y lo mejor de sí misma: las increíbles dimensiones de su ego, pero también las increíbles posibilidades positivas de su persona: tan increíbles que es en ellas donde descubre a Dios. Un Dios que no es el de la cosmología (que sirve para poco), ni tampoco exactamente el de la religión (casi siempre sutilmente modificado por nuestro ego), sino lo que cabría llamar el Dios de la interioridad”.

Los testimonios que se van conociendo sobre esta extraordinaria mujer nos revelan un ser apasionado por buscar el bien del prójimo, reaccionando así al odio y al mal que vivió en el contexto del Holocausto, con un amor incondicional a la vida, a la humanidad y a Dios, pues dedicó todas sus energías a ayudar y a confortar a los prisioneros en el campo de tránsito de Westerbork a donde llegó como voluntaria. Etty Hillesum es un testimonio radical de creer y hacer por la humanidad, incluso en los momentos más oscuros y de cara a la propia vulnerabilidad. Desde la experiencia docente en el ITESO, debo decir que los acercamientos que he hecho con mis estudiantes a la vida y experiencia de esta mujer no les deja indiferentes.

El autor es académico del ITESO, Universidad Jesuita de Guadalajara – padilla@iteso.mx Inauguración Cátedra Etty Hillesum – La Novedad de Etty Hillesum hoy https://www.youtube.com/watch?v=_XUrJlLTyYM

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

1 comment

Avatar
Gerardo Moya junio 14, 2023 - 1:30 am

Muy necesaria una catedra como ésta en estos momentos de nuestra historia, aunque el colectivo de la humanidad ande en otros intereses…

Comments are closed.

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.