upc4

PBRO. JOSÉ MARCOS CASTELLÓN PÉREZ

En estos días de designación de quiénes deberán competir por los cargos de elección popular como representantes de los diversos partidos políticos, hemos visto un vergonzoso espectáculo, reflejo de la descomposición de la clase política.
Vergonzoso es el descaro con el que se viola la ley electoral y la pusilanimidad de los órganos reguladores de la vida política, como el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Superior Electoral de la Federación, en la aplicación de la ley.
La precandidata oficialista ha estado en campaña desde hace ya un par de años, aprovechando su posición como regente de la capital y sirviéndose de los recursos del Estado, como bien lo señaló el contrincante de su misma cancha, el excanciller Marcelo Ebrard. Hay una violación flagrante en cuanto a los tiempos y a los recursos de su pre-precampaña. Además de la poca transparencia en lo que respecta a los gastos que se han generado en promoverla por todo el país, puesto que reportan una cantidad irrisoria, como si los ciudadanos fuéramos unos tontitos.
Pero del lado de la oposición no es que vayan bien las cosas. Vergonzoso el pacto que firmaron los líderes de los partidos del PAN y del PRI para medrar con cargos y puestos en la elección de estado de Coahuila, que seguramente es pequeña muestra de lo que se baraja, en lo oscurito de todos los políticos, ahora cínicamente sacado a la luz por el impresentable panista Markito.

Vergonzoso ha sido el chapulineo o la traición pragmática a los principios políticos de quienes van de un partido político a otro, de un lado para otro, como Kumamoto. Qué vergüenza que gobernadores emanados del PRI o del PAN ahora sean promotores de la campaña de la candidata de Morena, partido que absuelve de los pecados pasados con tanta facilidad y que, paradójicamente, se ha llenado hasta las cachas de los mismos políticos a los que dice haber vencido. Son los mismos corruptos e impresentables, que dejando los partidos perdedores ahora se refugian, como siempre, a la sombra del poder. ¿Cuál cambio de régimen, si siguen gobernando los mismos personajes repugnantes, como Bartlett? Puro cuento baratito y mareador que nos quieren vender.
Vergonzoso es el papel de muchas gentes que se contentan, como las mascotas, con las migajas que les dan los que se creen su amos y señores.
En vez de ciudadanos críticos son aplaudidores del mismo sistema político que se ha perpetuado, ya más de un siglo, gracias a los programas sociales que nunca han hecho posible de que México, un país tan rico y de oportunidades, sea un país igualitario y justo. Los programas sociales en México siempre han sido utilizados para comprar votos, y hoy más que nunca.
Vergonzoso el que los políticos se burlen de nosotros los ciudadanos, considerándonos como mascotas o infantes, que nos quieran manipular con sus aburridos y mareadores discursos de una realidad de sueños, que sólo ellos viven en sus lujosos palacios y palacetes.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.