upc4

En años anteriores la medida ha sido un fracaso ya que solo se busca obtener un beneficio monetario y nunca se ha visto mejora en el medio ambiente.  Especialistas señalan que no es la única solución para mejorar la calidad del aire.

Nicolle Alcaraz

En los últimos tres años el programa de verificación vehicular ha sido un fracaso. En el 2020, solo se verificaron 6 mil 549 vehículos de un parque vehicular de 3 millones 712 mil 563, es decir, un 0.17%,  mientras que en el  2021 fueron 100 mil 146, (un 2.6%) de acuerdo a información de la Coordinación Estratégica de Gestión del Territorio del Gobierno del Estado.

La verificación vehicular es un tema polémico entre la ciudadanía. En el papel, promete abonar a la mejora en la calidad del aire. Aun así, son múltiples las quejas que los usuarios han emitido en relación a las modificaciones que recientemente se han hecho en este proceso, destacando cuestiones como la ineficacia en la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera, y la corrupción que las multas, por ahora suspendidas, pueden ocasionar entre los policías viales, quienes cobran bajo el pretexto de no llevarse los autos a los corralones. A pesar de ser afinados, los carros no pasan por situaciones laxas, consideran los automovilistas, que consideran la medida como meramente recaudatoria.

Este año, hasta el 12 de junio, habían acudido a verificar 193 mil 675 automóviles y  aprobaron 172 mil 008.

En el estado hay 12 centros de verificación autorizados, foráneos solamente en Ocotlán, Puerto Vallarta y Tepatitlán, el resto en la zona metropolitana de Guadalajara. Al hacer la cita vía la página:  https://citas-verificacionresponsable.jalisco.gob.mx/#/ se pide elegir la fecha de verificación 7 días después de haber hecho el pago para que éste se refleje en el sistema.

¿Medida medioambiental o recaudatoria?

Sin embargo, ¿qué tan grave resulta el problema de contaminación aérea en Jalisco? Según una  investigación realizada por miembros del Instituto de Medio Ambiente y Comunidades Humanas “el nivel crítico anual de contaminantes en el aire para la zona metropolitana de Guadalajara (ZMG), desde que fue establecida la red de monitoreo (1996), está por encima de los 50 microgramos, cantidad que rebasa la recomendada por la Organización Mundial de la Salud, que es de 20 microgramos, lo que expone a la población a graves daños a la salud”, entre los que destacan complicaciones en aquellas personas con padecimientos preexistentes, e incluso incrementa los riesgos de desarrollar un accidente cerebrovascular grave o, en algunos casos, letal.

¿Aire limpio?

Acorde a Abraham Torres, director general de calidad del aire en la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (SEMADET), se estima que dentro de dos años será posible visualizar una reducción del 11% de monóxido de carbono de las emisiones totales que genera el Estado, y hasta un 30% de los óxidos de nitrógeno, mismos que se convierten en ozono troposférico al estar en contacto con la atmósfera con la radiación solar y que ocasionan innumerables daños a la salud.

La Verificación no acabará con la contaminación

A pesar de esto, para la Dra. Martha Georgina Orozco Medina, docente e investigadora especializada en contaminación medioambiental y calidad del aire, de la UdG,  el proceso de verificación, por sí solo, no habrá de resolver los altos índices de contaminación aérea a los que se enfrenta Jalisco, ya que se trata de una problemática multifactorial, en donde si bien la falta de mantenimiento del parque vehicular es una de las fuentes más significativas de contaminación, no es la única.

“Tratando de hacer un programa de verificación, tendrían que atacarse de diferentes flancos, buscando una transformación a fondo de lo que sería la parte de la movilidad”, detalló la doctora, quien abogó por el desarrollo de un mejor transporte público que desahogue las vialidades y que sea diseñado pensando en una conectividad realmente efectiva para trasladar de manera segura y eficiente a los usuarios.

“La ciudad sigue creciendo, pero sigue creciendo pensando en transportar cada vez mayor número de vehículos particulares”, comentó la investigadora. De hecho, acorde al propio Abraham Torres, en los últimos años el parque vehicular ha incrementado “en los últimos 20 años se ha triplicado el número de vehículos, y si seguimos con esta tendencia, pues en 20 años vamos a atender a 3 veces más vehículos todavía”.

Esto, según la doctora, va de la mano con la inseguridad que se vive diariamente ya que “cada vez es mayor el número de personas, sobre todo universitarios, que transitan con sus carros”.

Es por ello que, cuestiones como incrementar el número de unidades disponibles para el transporte público y la optimización de las vialidades se presentan como alternativas necesarias para impactar de manera drástica en los niveles de contaminación aérea, medidas que están siendo consideradas por el propio gobierno pero que, por ahora, tras el primer informe de recaudación ofrecido por el gobernador Enrique Alfaro, no habrán de ser financiados con lo que se ha recaudado a través de las verificaciones vehiculares.

Se apoyará deschatarrización y  renovación vehicular

El director general de calidad del aire de Semadet, detalló que “los 2 primeros proyectos que serán financiados con lo recaudado, y que son muy relacionados con el tema de la calidad del aire, son el fortalecimiento del sistema de monitoreo atmosférico (…) y la inversión en un programa de renovación y de apoyo a la chatarrización vehicular. Eso es, vehículos ya muy antiguos, que por sus características les sale más caro ser reparados, es mejor destruirlo [ofreciendo un incentivo económico por ello] y mejor adquirir una nueva unidad”.

Sin embargo, respecto a la desmotorización de la ciudad, aunque el director coincidió con la Dra. Martha al señalar que si bien esa alternativa representa el mayor impacto en la mejora medioambiental, también que se trata de una alternativa que no consideran viable.

“Las personas necesitan trasladarse y necesitan de los vehículos, lo que sí estamos contemplando en este programa de renovación y chatarrización vehicular en un esquema circular de la economía (…) transformando todas las materias por la mayor cantidad de materiales que resulten de estos vehículos para que sirvan de material y puedan ser reincorporados a la economía”, explicó.

Apostarle a la reducción y no solo a la reutilización

Pese a que la intención de poner en marcha un modelo se chatarrización es buena, casos como el de Copenhague, la capital danesa que se ha propuesto convertir a su ciudad en la primera con ‘cero emisiones’ de aquí a 2025 y que, desde los años 70’s, ante sus altos índices de contaminación, decidieron dejar de lado al transporte privado motorizado y fomentar otras alternativas, consiguieron que solo el 18% de sus habitantes posean un automóvil, y diseñaron más de 320 km de carriles bici con diferentes planes de ampliación para llegar a todos los barrios de la ciudad, demostrando que es posible aspirar a diseñar grandes ciudades en las que los automóviles particulares no sean indispensables.

Pero aquí en Jalisco, comentó la Dra. Martha Orozco, el número de unidades de transporte público, también es un asunto pendiente “no hay suficiente transporte como para que se desaliente el uso del automóvil, así que por supuesto que la gente sigue saturando las calles a ciertas horas”.

“La optimización del transporte colectivo, es algo que yo he insistido demasiado. Ojalá pudieran sentarse los rectores de todas las universidades públicas y privadas para que pudieran pensar en un transporte único universitario que traslade de manera segura a los estudiantes a sus planteles, pensando también en horas, a veces críticas”.

Quejas para verificar porque es una hazaña complicada

Finalmente, muchos usuarios en redes sociales se han unido debido a las dificultades que han experimentado a la hora de pasar dicha evaluación. “Antes, uno iba a cualquier taller y preguntaba si ahí se podía hacer la verificación, ahora, como hay centros especializados que puso el gobierno, se tiene que hacer cita en su portal web, pero resulta que uno ya tiene que haber pagado todos los adeudos del carro para que se pueda terminar el trámite”, relató Rafael Sánchez, quien recientemente realizó la verificación de su auto, pagando no solo los $500 correspondientes a este servicio, sino que además invirtió casi $2 mil adicionales entre el pago de multas y los procesos de limpieza correspondientes para la inspección visual.

“Esa es otra cosa, el carro hay que llevarlo limpiecito. El motor, la parte de abajo, todo. Porque si tantito ven algo derramado va para atrás” indicó, llevándonos nuevamente a preguntarnos si la verificación, en la práctica, resulta una vía adecuada tanto para la preservación del medio ambiente, como para la realidad económica de los ciudadanos.

CALENDARIO DE VERIFICACIÓN

PLACAS CON TERMINACIÓN

 1Enero y febrero
2Febrero y marzo
3Marzo y abril
4Abril y mayo
5Mayo y junio
6Julio y agosto
7Agosto y septiembre
8Septiembre y octubre
9Octubre y noviembre
0Noviembre y diciembre

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.