upc4

Transitar por las carreteras de México se ha convertido en un viacrucis, que tiende a agravarse en los días de Semana Santa. Hacen eco los transeúntes del asfalto (o terracería) foráneo del sufrimiento y muerte de Jesucristo.
Las estaciones por las que tenemos que pasar quienes conducimos por las vías estatales y federales van en aumento. Lo que debería ser algo relajante, satisfactorio, accesible, resulta cada vez más arriesgado.
De las muchas estaciones de este viacrucis que podemos señalar, mencionamos cuatro.

Inseguridad. Por ejemplo, el robo de carga en México es un crimen que cobra vidas y miles de millones en pérdidas
El delito a transportistas, que va en ascenso, le cuesta al país 300 millones de dólares al año. Los choferes son víctimas que claman la atención de las autoridades. Todos los días el crimen organizado roba, y cada vez con mayor violencia. David Estévez, presidente de la ANTAC (Asociación Nacional Transportista), señaló que el país sufre un déficit de trabajadores que ya no quieren conducir y están migrando a Estados Unidos.

Hablamos de un sector importante, pero no ignoramos cada familia que anda por carretera, que también padece este calvario.

Estévez apuntó que, en ese orden, el Estado de México, Puebla, Guanajuato, Veracruz y Jalisco son los de mayor incidencia. Hay que recordar que el autotransporte mueve el 84% de la mercancía en México. contribuye con 3.5 del Producto Interno Bruto (PIB), y moviliza más de 548 millones de toneladas de mercancías anualmente.
Accidentes. En 2022 se registraron 337 mil 231 accidentes, es decir, 924 por día. Las rutas de mayor riesgo son la de El Bajío, Querétaro, Michoacán y Estado de México.

Al año, crimen y accidentes en carreteras dejan 15 mil muertos (43 cada día; además de 30 heridos por fallecido).

Hampa y percances causan hasta mil 200 heridos diarios, situación que se agrava año con año, de acuerdo al presidente de Anasevi (Alianza Nacional para la Seguridad Vial), Arturo Cervantes Trejo.
Pero no debemos cuidarnos sólo de los hampones en las vías, sino de aquellos que las cuidan, de la extorsión. A principios de junio del 2022 la Guardia Nacional se hizo cargo del control de todas carreteras. Está en una tarea donde la tentación por el dinero fácil y la corrupción se les facilita, por lo que la delincuencia tiene el control con mayor facilidad.
El desastre que impera en la dirección de seguridad en carreteras de la Guardia Nacional se traduce en una de las caras de la crisis de inseguridad nacional que asoma al cierre del sexenio.

A las estaciones del viacrucis carretero se suman las casetas de cobro. No hay algo claro sobre cómo incrementan sus costos, pero de repente, y más en tiempo de periodo vacacional, aumentan.

Para darnos una idea de los precios altos por circular en vías de peaje, mientras que de Querétaro a la Ciudad de México cada conductor (carros normales) debe pagar 328 pesos (200 kms, $1.64 por km), los que van de Guadalajara a Vallarta (326 kms) tienen que pagar mil 244 pesos ($3.81 por km).
La corrupción en las carreteras no se acabó, se transformó en un viacrucis, en una ley de la selva.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.