upc4

José Manuel Ramírez

Del miércoles 19 al viernes 21 de junio se realizó en la Arquidiócesis de Guadalajara la XI Asamblea Eclesial Diocesana de Pastoral, en las instalaciones del Seminario Menor, donde participaron más de 300 personas. Obispos, Sacerdotes, religiosas, religiosos y laicos representantes de los 56 Decanatos que conforman las 18 Vicarías Episcopales en el territorio de la Arquidiócesis de Guadalajara, evaluaron los trabajos que se han realizado como parte de la etapa territorial de la Gran Misión de la Misericordia.
En un mensaje grabado, el Señor Cardenal José Francisco Robles Ortega, quien se encontraba en Roma, dijo que en esta Asamblea los participantes se darían la oportunidad de hacer que las parroquias “sean casa de misericordia y lugares cercanos al pueblo de Dios”.
En la Asamblea se analizó el papel que juegan en esta misión los Equipos Coordinadores Básicos de cada una de las parroquias, además de los Vicarios Episcopales, los Decanos, los Coordinadores y Asesores de las Comisiones Diocesanas. “Así como el impacto que tiene nuestro trabajo pastoral en las periferias existenciales, en los sectores y barrios de la parroquia”, señaló el Arzobispo tapatío quien pidió oración para que al salir de la asamblea se tuvieran nuevas actitudes que:

“superen la resistencia que pueda haber al trabajo pastoral en nuestra diócesis de Guadalajara”.

UNA EXPERIENCIA DE COMUNIÓN Y DE PARTICIPACIÓN
Al celebrar la Misa de clausura, Monseñor Héctor López Alvarado, Obispo Auxiliar de Guadalajara, dijo que la asamblea es una experiencia de comunión y participación.
“Hemos vivido tres días intensos de reflexión, de discernimiento, y de comunión, pero sobre todo de escucha y diálogo fraterno, todo esto bajo la guía del Espíritu Santo y nos acompaña, también hoy, como siempre lo hace, la hermosa imagen de nuestra Madre Santísima en su advocación de Zapopan, nuestra patrona”.
Recordó el objetivo de esta asamblea: evaluar la etapa territorial de la misión permanente de misericordia y revalorizar la parroquia como un espacio de misión.
“Hoy, muy oportunamente, la Palabra de Dios, que acabamos de escuchar, nos invita a reflexionar sobre la misericordia, podríamos considerar también la sinodalidad y la misionalidad, que son pilares fundamentales en nuestra Iglesia diocesana”.

SER MISIONEROS ACTIVOS EN NUESTRAS COMUNIDADES
Monseñor Héctor López Alvarado recordó a los participantes el llamado hecho por Jesús para ser discípulos misioneros y llevar la luz de la fe y la sal del Evangelio a todos los rincones de nuestra sociedad. “Y siguiendo su ejemplo debemos ser faros de esperanza y de misericordia. Nuestra misión es ser luz que refleje la misericordia y la compasión de Dios, iluminando así el camino para aquellos que buscan la verdad y la justicia”.
Acentuó que la Palabra de Dios llama a ser una Iglesia misericordiosa, que salga al encuentro de los más necesitados, tanto material como espiritualmente. “Las comunidades parroquiales, sus barrios, las familias y todas las personas que habitan en este territorio, deberán de recibir el mensaje de Jesús con esperanza y con grande alegría… para que saliendo de aquí, nos vayamos con actitudes nuevas que nos ayuden a superar las posibles resistencias que haya, y también a vivir con mayor compromiso nuestra fe como instrumentos de la misericordia de Dios”.

SER IGLESIA DE SALIDA
Luego del plenario en donde se dieron a conocer las actitudes acentuadas por los asambleístas para continuar con la Gran Misión de la Misericordia, buscando hacer de la parroquia una Iglesia cercana y misionera, el Cardenal de Guadalajara, José Francisco Robles Ortega, agradeció la participación de los agentes de pastoral en esta XI Asamblea Eclesial Diocesana de Pastoral.
Dijo que no se debe olvidar que la parroquia, como verdadera Iglesia existe para formar discípulos. “Del encuentro con Jesús nace la vida cristiana y el deseo de llevar el Evangelio a todos con gozo, creatividad y valentía”.

Recordó la invitación que con frecuencia ha hecho el Papa Francisco, “para que seamos una Iglesia en salida, a ir más allá, a no contentarnos con realizar lo que siempre hacemos, sino que vayamos a buscar a los alejados, que dejemos la comodidad de nuestras oficinas y sacristías para salir al encuentro de los que no se acercan al templo, con signos de misericordia”.
Aseguró que las periferias existenciales que se trabajan en la Gran Misión de la Misericordia, los pobres y los que sufren, son el tesoro de la Iglesia “pues con ellos se identifica el Señor”.

Los integrantes de la Vicaría de Pastoral, que preside Monseñor Rafael Hernández y un equipo de colaboradores, serán quienes hagan el discernimiento de los resultados de esta XI Asamblea Eclesial, para luego presentárselos al Cardenal José Francisco Robles Ortega y comunicar los frutos de este trabajo realizado en la Iglesia Diocesana “para que sea una Iglesia misionera y misericordiosa”.

LA PARTICIPACIÓN EN NÚMEROS
Vicarios Episcopales 15
Decanos 48
Decanos Suplentes 8
Pbro. de Decanato 2
Laicos 112
Pastoral Profética 13
Pastoral Litúrgica 5
Pastoral Social 10
Pastoral Familiar 15
Pastoral Vocacional 3
Organismos Laicales 8
Integrantes de la Curia 16
Seminario Diocesano 3
Grupos Kerigmáticos 5
Cabildo 1
Consejo Presbiterial 2
Instituto y Universidades 6
Vicaria Vida Consagrada 28
Vicaría de Pastoral 25
Total de Participantes: 325

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Leave a Comment

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.