upc4

El problema de la violencia en México ya superó el control de las autoridades, y algunas prefieren disimular su gravedad. Los ciudadanos no podemos quedarnos de brazos cruzados.

Para continuar con el deseo de responder a la realidad de violencia que vive nuestro país, y que cada vez involucra a más gente inocente, los Obispos de México, los Institutos Religiosos (hombres y mujeres) de Vida Consagrada y la Compañía de Jesús (jesuitas), han convocado a toda la comunidad, católicos y no
católicos, a sumarse a un proceso que contempla un itinerario de oración, conversación y discernimiento a nivel local y nacional.
La intención es promover la participación de actores diversos para articular iniciativas que lleven a mejorar el sistema de justicia, las estrategias de seguridad y poner bases para alcanzar la paz, que cada día se ve más lejana.
NECESITAMOS APERTURA AL DIÁLOGO
Hay verdaderos y graves motivos que los impulsan y que nos deben motivar a todos: ausencia de espacios de expresión y de debate público sobre los problemas de interés nacional y que nos afectan a todos, el clamor de violencia que azota a la nación, la impunidad crónica y la corrupción del sistema de justica.
Los que nos convocan buscan favorecer espacios de diálogo plural, crítico y propositivo, que permita avanzar en la construcción de respuestas interinstitucionales para colaborar en la solución de estos problemas apremiantes.

CUATRO ACCIONES A PARTIR DE ESTE MOMENTO:

  1. Jornadas de Oración Mensual. Invitamos a las Parroquias y movimientos laicales a realizar oraciones comunitarias por las diferentes problemáticas que dañan las condiciones de paz. Cada tercer domingo del mes se realizará una intención especial: extorsión (21 de agosto); adolescentes y jóvenes reclutados por la delincuencia (18 de septiembre); trata de personas (16 de octubre); impunidad y corrupción del sistema judicial (20 de noviembre) y Guadalupe corazón de la unidad nacional para la paz (11 de diciembre).
  2. Conversatorios por la Paz. Convocamos a las Parroquias y movimientos laicales a dialogar sobre las preocupaciones cotidianas que atentan contra la paz, como es la pérdida de habilidades para convivir, la fractura familiar o vecinal, las diferencias generacionales, la desigualdad, etc., así como dialogar sobre los caminos que construyen la paz.
    Y a partir de estos diálogos construir propuestas de prevención de la violencia en las diferentes instancias de la sociedad.
  3. Diálogos Justicia y Seguridad. Desde una perspectiva más amplia, hacemos un llamado a las iglesias, universidades, empresarios, organizaciones sociales, gobiernos, asambleas vecinales o colectivos juveniles a realizar foros encaminados a analizar el sistema de justicia.
  4. Plataforma Enciende una Luz. Invitamos a la población en general a encender una luz en una plataforma virtual, escribiendo el nombre de su familiar o conocido que fue desaparecido o asesinado, narrando su historia con la esperanza de resignificar el dolor en vida y justicia para México. A la vida consagrada contemplativa, de varones y mujeres, pedimos que adopten estos rostros en su oración comunitaria, diariamente, por el resto del año.

Con estas acciones se estará preparando un Encuentro Nacional que integre la diversidad de actores sociales, políticos y económicos para dialogar sobre las transformaciones que México necesita para construir la paz, y la creación de una Red Nacional de Paz que articule las instancias, fortalezca las capacidades locales y construya una agenda nacional para mejorar el sistema de justicia y avanzar en una seguridad ciudadana. Iniciativas que serán acompañadas por expertos nacionales e internacionales.

@arquimedios_gdl

TE INVITAMOS A FORMAR PARTE DE LOS

Comunicadores Parroquiales

Los cuales promueven la Pastoral de la Comunicación en sus Parroquias

Dirección

"En la Iglesia tenemos urgente necesidad de una comunicación que inflame los corazones, sea bálsamo en las heridas e ilumine el camino de nuestros hermanos y hermanas"

Papa Francisco

Copyright @2023 – Todos los Derechos Reservados.